En rueda de prensa evidenció que en la pasada administración que encabezó Medardo Serna González, se encontraron serios problemas de control y registro de equipos, bienes inmuebles y muebles (Foto: Guadalupe Martínez)

Por: Guadalupe Martínez/@Guadalupemtzo

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Un desorden en control documental, rezagos en actualizaciones y falta de registro en los archivos, bienes inmuebles, así como activos biológicos, fue lo que detectó el área de Patrimonio Universitario de la Casa de Hidalgo durante la entrega recepción, así lo denunció el actual titular del área, Adrián Zaragoza.

En rueda de prensa evidenció que en la pasada administración que encabezó Medardo Serna González, se encontraron serios problemas de control y registro de equipos, bienes inmuebles, muebles y expedientes que se han tenido que corregir y hasta investigar para conocer las causas que llevaron a la pasada rectoría no atender un tema importante para la Universidad Michoacana.

Las irregularidades, según el funcionario de la UMSNH, destacan en la falta de control de archivo de remate y omisión de entrega de evidencias del resguardo patrimonial; omisiones en la sincronización entre procesos para el ejercicio presupuestal y de registro de bienes patrimoniales; rezago de actualización en la información que se tiene que subir al Sistema Integral de Información Administrativa (SIIA) que derivó la recomendación número uno del Ejercicio Fiscal 2017 por parte de la Auditoría Superior de Michoacán (ASM), y que es muy probable que se repita para la del 2018 debido a que la pasada administración no tomó medidas importantes.

Agregó que en los almacenes no había inventarios sobre el origen y destino del equipo que después fue localizado en otros edificios, pero que en la entrega recepción no se reflejó y también, la falta de sincronización para el ejercicio presupuestal de las unidades de actualización en los sistemas.

Indicó que recibió 150 mil bienes, entre bienes inmuebles, así como muebles y equipamiento, 389 edificios en 64 ubicaciones, así como 173 vehículos con un valor de 54 millones de pesos, de los cuales el 25 por ciento de éstos automóviles ya están obsoletos.

En su intervención, el secretario general de la UMSNH, Pedro Mata, evidenció que entre las inconsistencias más preocupantes es que la administración de Serna González dejó sin dictaminar 76 solicitudes de jubilación para académicos y personal administrativo que sumado a los 24 de este año dan un total de 100 casos pendientes que se deben resolver a la brevedad.

Otros de los pendientes heredados por el anterior secretario general, Salvador García Espinoza, tienen qué ver con los 60 proyectos de dictámenes relacionados con reglamentos generales de Consejos Técnicos o sobre propiedad intelectual, así como manuales para el uso de recursos financieros, en obras públicas, de organización para dependencias académicas y un protocolo para prevención, atención y erradicación de violencia de género en la Universidad.

Finalmente, informó que el 45 por ciento del cuerpo directivo se renovará este año con la intención de abonar a la transparencia y rendición de cuentas, viabilidad financiera, pero para que se fortalezcan los consejeros universitarios que en la actualidad son 126 los que integran el máximo órgano de la UMSNH.

RMR