Las corporaciones policiales están expuestas a situaciones de riesgo, consideró López Solís (Foto: RED 113)

Por: Guadalupe Martínez/@Guadalupemtzo

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Luego de la detención de dos policías adscritos a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) por su probable responsabilidad en el delito de secuestro de un joven de Morelia, el fiscal general del Estado, Adrián López Solís consideró que los exámenes de control y confianza no son “garantía” para que los elementos actúen con ética, porque están expuestos a “tentaciones” y amenazas para realizar actos fuera de la ley.

El fiscal precisó que en los siete meses al frente de la institución de procuración de justicia han sido detenidos nueve policías en servicio; siete elementos municipales de Ziracuaretiro por su responsabilidad en el delito de desaparición forzada de un empresario aguacatero y su empleado, así como los dos uniformados adscritos a la SSP, a quienes se les relaciona con el secuestro de un joven.

Sobre el caso de los dos policías estatales, López Solís recordó que el pasado 2 de octubre se iniciaron las investigaciones sobre el secuestro de un joven en la colonia Bosques Camelinas en Morelia, donde se obtuvieron los datos de prueba de la posible relación de las cuatro personas en el plagio, Carlos Alberto G., Jesús Alberto M., José Carlos M., y Juan Manuel M, quienes fueron internadas en el Centro Penitenciario de Alto Impacto.

Incluso el fiscal dijo que a estos dos elementos de la Secretaría de Seguridad también se les seguirá un proceso ante la Comisión de Honor y Justicia para determinar en su caso la baja correspondiente.

Adelantó que este viernes a las 15:00 horas se llevará a cabo la audiencia de formulación de imputación, y después el juez de la causa determinará si serán vinculados o no a proceso.

Pese a que dijo desconocer si estos dos elementos contaban con la acreditación de los exámenes de control y confianza, los cuales son procesos de acreditación e instrumentos para establecer la idoneidad, pero, no son una “garantía” al cien por ciento, porque los uniformados pueden tener conductas ilícitas y hasta incurrir en actos fuera de la ley.
(Foto: Cortesía)

“Las corporaciones policiales están expuestas a situaciones de riesgo como “tentaciones” y amenazas, pero es ahí donde debe prevalecer la solidez personal y la ética para resistir a estas cosas”, expuso.

López Solís aseguró que no hay manera de que los funcionarios de la FGE “solapen” ningún tipo de actividad delictiva, así se traten de servidores públicos en funciones, por tanto, dijo que están comprometidos a hacer cumplir la ley para quienes cometan actividades ilícitas.

R