oficinas, atender , desplazamiento , personas
La CEDH exhorta a las autoridades de seguridad y procuración de justicia para que se brinden las condiciones de legalidad y seguridad jurídica a los pobladores (Foto Cortesía)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- El desplazamiento forzado de personas a consecuencia de la violencia en sus regiones, es un fenómeno presente en Michoacán que requiere la atención inmediata de las autoridades estatales y municipales para garantizar el pleno goce de sus derechos humanos.

Ante los hechos de violencia registrados en el municipio de Buenavista que derivaron en el desplazamiento de familias de la localidad La Cuchilla, abandonando sus casas, tierras, huertas y pertenencias ante el temor por los constantes enfrentamientos que se registran en el lugar, el organismo advierte la urgente necesidad de que el gobierno de Michoacán y los municipios en donde se registra este fenómeno coordinen acciones para la atención de estas familias.

Por instrucción del encargado del Despacho de la Presidencia, Uble Mejía Mora, personal de la Visitaduría Regional de Apatzingán integrará un expediente de oficio por la omisión de las autoridades municipales en la atención de las personas desplazadas; así como para coadyuvar en su cuidado y vigilar que se les brinden los servicios básicos necesarios en materia de salud, alimentación, vivienda y empleo en tanto existen las condiciones para que puedan regresar a sus hogares.

En las publicaciones periodísticas en las que se dieron a conocer los hechos, se indica que desde el 10 de noviembre un grupo delictivo arribó a la localidad de La Cuchilla y en los días siguientes empezaron los enfrentamientos armados, sin la intervención de las autoridades; por lo que la CEDH exhorta a las autoridades de seguridad y procuración de justicia para que se brinden las condiciones de legalidad y seguridad jurídica a los pobladores.

Apenas en el mes de agosto de este año esta Comisión hizo un exhorto al Gobierno de Michoacán y los municipios de la entidad para que se atendiera sin dilación el fenómeno de la desaparición forzada de personas, particularmente en la región de la Tierra Caliente, tras los hechos de violencia ocurridos en la localidad de El Aguaje en el municipio de Aguililla que derivó en el desplazamiento de familias.

La CEDH reitera la necesidad de reconocer la existencia de este fenómeno, a fin de que las autoridades de los tres niveles de gobierno, establezcan los mecanismos para la atención y solución a los conflictos que lo originan; pero además para que se garanticen los derechos a la atención necesaria, se les de la protección, el albergue y se cubran las necesidades elementales a las personas desplazadas.

Boletín/PO