Fueron desalojadas 550 personas de las cinco colonias aledañas (Foto: RED113)

Salina Cruz, Oaxaca (MiMorelia.com/RED 113).- Las explosiones que se registraron en la refinería Antonio Dovalí Jaime, en Salina Cruz -municipio de la región del Istmo del estado de Oaxaca- ya cobraron su primera víctima mortal: un varón que dispuso de sus últimas horas para combatir los incendios generados en el lugar.

El infortunado fue identificado como Alberto Martín Balderas Palomares, conocido popularmente como “Cocotero”, según establecieron fuentes consultadas al respecto.

Desde que dio comienzó el incendio, registrado la mañana del miércoles en la casa de bombas de la refinería, Balderas Palomares junto con sus compañeros se abocó a controlar la situación, laborando durante varias horas hasta que circunstancias, aún no establecidas por las autoridades, le quitaron la vida.

En el marco de la evaluación del siniestro, Petróleos Mexicanos (Pemex) dio a conocer que este tuvo origen debido a las intensas lluvias generadas por la tormenta tropical Calvin, toda vez que diversas áreas de la refinería quedaron inundadas.

En ese trance, detalló, se produjo el desbordamiento de presas de residuos y el derramamiento de aceite, que al alcanzar un punto de ignición desató un incendio.

Por la noche del miércoles pasado, alrededor de las 20:00 horas, el gobernador del estado Alejandro Murat informó que la situación había sido controlada adecuadamente gracias a la estrecha coordinación de fuerzas federales e instancias auxilio.

En tanto la Coordinación Estatal de Protección Civil (CEPCO) reportó que 550 personas de las cinco colonias aledañas a la refinería fueron desalojadas, por lo que 300 personas fueron trasladadas a distintos albergues que se acondicionaron para su estancia, entre ellos el palacio municipal de esa demarcación.

Horas más tarde, autoridades y familiares confirmaron el deceso de Alberto Martín Balderas, trabajador de Pemex y quien apenas el 12 de junio había cumplido 54 años de edad.