expresidente
Hizo un llamado a ambas bancadas, a seguir el “ejemplo” marcado por el estado de Georgia (Foto: Facebook @barackobama)

Estados Unidos (MiMorelia.com).- Luego de que partidarios del presidente Donald Trump iniciaran un levantamiento y lograran entrar al Capitolio en protesta por la derrota electoral del mandatario, varios expresidentes se pronunciaron respecto.

El expresidente Jimmy Carter emitió un comunicado en el que hizo la siguiente declaración: «Rosalynn y yo estamos preocupados por la violencia en el Capitolio de los Estados Unidos hoy. Esta es una tragedia nacional y no es lo que somos como nación».

«Habiendo observado elecciones en democracias en problemas en todo el mundo, sé que nosotros, la gente, podemos unirnos para caminar de regreso este precipicio para defender pacíficamente las leyes de nuestra nación, y debemos hacerlo. Nos unimos a nuestros conciudadanos en orar por una resolución pacífica para que nuestra nación pueda sanar y completar la transferencia de poder como lo hemos hecho durante más de dos siglos «, continúo.

Por su parte, el expresidente George W. Bush se declaró «consternado por el comportamiento imprudente de algunos líderes políticos desde las elecciones y por la falta de respeto mostrado hoy por nuestras instituciones, nuestras tradiciones y nuestra aplicación de la ley».

El expresidente Bill Clinton calificó el hecho como un asalto sin precedentes:»Hoy enfrentamos un asalto sin precedentes a nuestro Capitolio, nuestra Constitución y nuestro país. El asalto fue alimentado por más de cuatro años de políticas venenosas que difundieron información errónea deliberada, sembraron desconfianza en nuestro sistema y enfrentaron a los estadounidenses entre sí», dijo.

Por su lado, la exprimera dama y excandidata a la presidencia Hillary Clinton tachó de «terroristas nacionales» a los que «atacaron uno de los fundamentos de nuestra democracia: la transferencia pacífica del poder después de elecciones libres».

Mientras que el expresidente de Estados Unidos, Barack Obama, manifestó que “la historia recordará” la violencia perpetrada por simpatizantes del aún presidente, Donald Trump, en el Capitolio.

Barack Obama acusó al mandatario de originar la incursión con sus “mentiras sin fundamento”.

Señaló que la historia recordará la violencia ocurrida en el Capitolio como un hecho de justicia, la violencia incitada por un presidente en funciones es un acto sin fundamento tras mentir sobre el resultado de una elección legítima, como un momento de gran deshonor y vergüenza para nuestra nación.

Por su parte, el senador republicano Mitt Romney fue uno de los más contundentes a la hora de señalar a los responsables: «Lo que sucedió hoy en el Capitolio de los Estados Unidos fue una insurrección, incitada por el presidente de los Estados Unidos».

Finalmente, el senador socialista Bernie Sanders coincidió con Mitt Romney y declaró: «El hombre directamente responsable del caos de hoy es Donald Trump, quien ha dejado en claro que hará cualquier cosa para permanecer en el poder, incluida la insurrección y la incitación a la violencia».

Por: Redacción/SJS