cubrebocas, gente, conciencia, pandemia
La psicóloga detalló que también a nivel personal no hay un proceso adecuado, tanto cognitivo como emocional (Foto: pixabay.com)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- La pandemia del Covid-19 ha cumplido un año a nivel mundial, mientras que en Michoacán la emergencia sanitaria tiene 10 meses, sin embargo, hay falta de conciencia y solidaridad por un sector de la población, el cual no sigue las medidas sanitarias básicas y se debe a un diferentes factores que van desde que no hay límites claros y hasta la negación del virus y que conllevan a una toma de decisiones inconsciente, analizó la psicóloga egresada de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Laura Amador.

En entrevista con MiMorelia.com, el también miembro del Colegio de Psicólogos de Michoacán A.C. explicó que aunque exista un sector de la ciudadanía que no sigue los protocolos de salud por una cuestión sociocultural, también se puede atribuir esta «desobediencia» a la formación y educación que tuvieron desde la familia, en la que no se marcaron los límites y consecuencias de los actos.

«Estos límites son difusos, pocos claros, lo que ha caracterizado a las últimas dos generaciones, principalmente, es que estos límites son permisivos, es decir, desde el inicio si tú haces esto tienes esta consecuencia, pero la persona o el niño comete esa conducta y la consecuencia no llega nunca, entonces está aprendiendo que no importa que tenga un límite; la consecuencia positiva o negativa, no se va a dar. Entonces, yo no modifico o no adecuo mi conducta, a esas normas que me están señalando, porque finalmente no se hace una norma, sino un discurso que nunca es tomado en cuenta, porque el discurso de fondo es muy difuso», mencionó.

pandemia, morelia, gente, cubrebocas
(Foto Marco Santoyo)

La especialista que cuenta con maestría en psicología y actualmente cursa un doctorado en la Universidad de Aguascalientes, comentó que otro factor que influye para que no todos sigan las nuevas medidas sanitarias en medio de una pandemia, es porque a nivel personal hay gente que son muy impulsivas, que no acatan las normas ni los límites, aunque ya estén claros, además que tienen baja tolerancia a la frustración.

«Las últimas generaciones se han caracterizado por esa baja tolerancia a la frustración porque todo lo queremos inmediato, el postergar algo es muy difícil, estamos acostumbrando a un beneficio de manera inmediata, no visualizamos a largo plazo o las conductas ni consecuencias que podemos tener», subrayó.

La psicóloga detalló que también a nivel personal no hay un proceso adecuado, tanto cognitivo como emocional, en la toma de decisiones y las personas suelen actuar por impulsos.

«Está toma decisiones son: necesito ir a la tienda o irme a comprar un pantalón, porque lo quiero para ahorita o mañana, pero no pensamos que la decisión que tomamos en estos momentos va a tener un impacto a mediano o largo plazo», insistió.

pandemia, morleia, gente, cubrebocas
(Foto Marco Santoyo)

Aunque en México se ha visto que una parte de la sociedad no sigue los protocolos, la especialista señaló que hay otra característica que se tiene en la cultura latinoamericana, que es la negación, de “aquí no pasa nada», lo «que me están diciendo es mentira», la cual puede ser por tres factores: miedo, pánico y omnipotencia.

«Por ejemplo, tengo tanto miedo que es mejor que lo niegue. Tengo miedo de perder a un ser querido y niego que él se puede enfermar; otro es el pánico, por estas mismas sensaciones de ansiedad generalizada y exacerbada que se ha notado; la otra parte de negación es la omnipotencia, ‘a mí no me va a pasar nada porque yo soy chido, estoy fuerte, estoy sano’, porque, aunque estoy enfermo a mí no me va enfermar», agregó.

Por: Josimar Lara/E