Aseguró que hasta el momento ningún funcionario de la Cuarta Transformación le ha dado malas noticias, porque existe un compromiso del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador (Foto: Cortesía)

Por: Guadalupe Martínez/@Guadalupemtzo

Morelia, Michacán (MiMorelia.com).- El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, reconoció que se siente preocupado porque no se ha concretado la federalización de la nómina educativa, además de que a partir de mayo, las quincenas de los maestros van acompañadas de bonos que en total para el cierre se requieren tres mil millones de pesos.

Durante la gira que encabezó este viernes por el municipio de Contepec para concluir la ampliación del Centro de Salud, se le preguntó sobre su reunión con el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Carlos Manuel Urzúa Macías, a lo cual respondió que sólo fue para explicar la situación que existe en Michoacán en torno al proceso que se lleva a cabo con la Secretaría de Educación Pública (SEP) para federalizar las plazas estatales del magisterio.

Indicó que también le pidió apoyo para que se aprueben recursos extraordinarios con la finalidad de que pueda cubrir los pendientes que todavía se arrastran, luego de los mil 230 millones de pesos que adelantó la federación del Presupuesto, y que se destinaron al pago de otro cúmulo de bonos, así como salarios de los más de 30 mil profesores michoacanos.

“Andamos un poco, o en mi caso, un muchito preocupado por los meses que se vienen, ya que a partir de mayo hasta diciembre, los salarios de los maestros van acompañados de diferentes bonos que suman una gran cantidad de recursos que no tenemos”, reconoció Aureoles Conejo.

En entrevista, el gobernador del estado, refirió que al titular de la SHCP se le hizo saber la necesidad de que Michoacán cuente con tres mil millones de pesos extraordinarios, los cuales cada año el gobierno o federal enviaba al estado para cubrir compromisos con el magisterio por el déficit histórico que rebasa los cinco mil millones de pesos a raíz de un Convenio signado en 1992 entre las autoridades y el magisterio, donde ninguno de los involucrados hizo previsiones a futuro.

Aseguró que hasta el momento ningún funcionario de la Cuarta Transformación le ha dado malas noticias, porque existe un compromiso del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

“El tema es que en general los funcionarios federales están escasos, y aunque no me dijeron que no,vamos a ver con cuanto iniciamos este año”, subrayó.

RMR