Amigos de MiMorelia.com, hoy quiero comentar con ustedes un tema muy recurrente al momento de pretender iniciar un negocio, y es que muchos emprendedores enfrentan problemas por falta de capital de inversión y capital de trabajo. Esto aplica principalmente a pequeños negocios, con emprendedores que necesitan alrededor de 50 mil pesos para iniciar su negocio.

Conseguir financiamiento para los emprendimientos de alto impacto se ha hecho un poco más difícil con la desaparición del Inadem, ya que las estadísticas muestran que sólo 3 de cada 10 emprendimientos tienen un crédito bancario en México. La banca asegura que la cartera de crédito a empresas creció 14% en el último año, pero, lo cierto es que “caros” y “difíciles” son las palabras más utilizadas para definir a los créditos bancarios.

Sin embargo, considero que el financiamiento no debe ser visto como la eterna odisea de los emprendedores, ya que con creatividad y decisión existen alternativas para poder acceder a recursos para empezar el negocio que tenemos en mente. Algunas fuentes de financiamiento son más prácticas y no tan difícil de acceder a ellas.

¿Como financiar un negocio? Una de las formas más comunes que aplican las microempresas y pymes es el financiamiento a través de familiares y amistades. Esto da el nacimiento de los negocios familiares, uno de los modelos más comunes de empresas.

Este tipo de préstamos entre familiares tienen diversas ventajas, siendo la principal que, debido a los lazos familiares, no se paga una tasa de interés. Sin embargo, muchos negocios familiares fracasan no por el hecho de este financiamiento, sino por el exceso de confianza que se tiene en la idea de negocios, sin previamente hacer una corrida financiera y demostrar la viabilidad del proyecto.

La segunda alternativa que facilita el financiamiento de pequeños negocios es la participación de socios en el negocio. Para las micro y pequeñas empresas lo más común es convertir a amigos o conocidos como socios del negocio, quienes aportan un porcentaje del capital necesario para iniciar el negocio sin dinero, y posteriormente recibirá ese mismo porcentaje en relación con las utilidades obtenidas. Es recomendable escribir un contrato claro y válido de los compromisos que genera este tipo de asociaciones, para fines legales.

La tercera opción es cuando se cuenta con un bien o recurso específico, como puede ser un terreno; es posible crear una forma de sociedad y fideicomisos para juntar a varios aportadores de recursos, que unidos formen una sociedad empresarial. El principal problema es la necesidad de organización, reglas y tramitación necesaria para empezar una sociedad de este estilo.

Por último, una forma en que pequeños negocios sin dinero pueden obtener financiamiento para iniciar un negocio es a través de proyectos llamados Ángeles Inversionistas.

Generalmente, estos se encuentran financiando proyectos de incubadoras de negocios. Las incubadoras son proyectos bien desarrollados, para crear un plan de negocios que sea factible y rentable.

Una vez terminado el proyecto, puede presentarse a inversionistas que están dispuestos a poner el dinero, con un margen de interés. La principal necesidad del emprendedor es tener un proyecto bien desarrollado.

Por ello es recomendable que antes de buscar cualquier forma de financiamiento, se desarrolle un plan de negocios, que permita plantear el negocio en números y papel, y determinar si es rentable o no, antes de invertir cualquier cantidad. Espacio Emprendedor es el lugar idóneo en donde personal especializado te puede ayudar, se ubica en avenida Lázaro Cárdenas 1700, con horario de atención de 9:00 a 17:00 horas.