Participarán pasantes de áreas de la Salud a fin de que aprendan una nueva forma de enfrentar el problema de la obesidad (Foto: ACG)

Morelia,  Michoacán (MiMorelia.com/ Andrea Hernández).- Con la finalidad de disminuir los casos de obesidad infantil en las escuelas de la entidad, esta tarde se realizó la Firma del Convenio de colaboración del Colegio Nacional y la Secretaría de Educación, ‘Buenas Costumbres para un Futuro Saludable’, a raíz del cual se promoverán buenos hábitos alimenticios en una escuela de tiempo completo en Morelia a manera de programa piloto.

En el marco de la firma, la titular de la SEE Silvia Figueroa Zamudio, señaló que será la primaria José María Morelos donde se iniciarán las acciones que pretenden sensibilizar a los padres y maestros, ademas de que se requerirá una ampliación de presupuesto del programa de tiempo completo ya que en esos espacios sólo se ofrece la comida y este programa contempla también el desayuno.

Resaltó el impulso que ha dado el representante del Colegio Nacional, Rui Pérez Tamayo para que este programa se inicie en la entidad, además del respaldo de la UMSNH que participará con pasantes de áreas de la Salud a fin de que aprendan una nueva forma de enfrentar el problema de la obesidad, una enfermedad que puede ser muy costosa para el país porque de ella se derivan otros males como la hipertensión y males cardíacos entre otros.

Por ello dijo la importancia de enfrentar el problema con educación desde la infancia «queremos educar a una nueva generación de michoacanos frente a la alimentación que queremos seguir de por vida»,  dijo al señalar que para este programa es fundamental la colaboración de los maestros y los padres de familia por que al educar a un niño se educa a toda la familia.

Por su parte Rui Pérez Tamayo,  mencionó que son cinco las acciones que se promueven entre los niños como parte de este programa,  tales como comer despacio,  para lo cual proporcionan a los niños un reloj de arena para medir el tiempo entre cada bocado;  consumir un vaso de agua antes de cada alimento para crear la sensación de saciedad; comen en el comedor junto a la familia;  consumir porciones adecuadas y evitar las bebidas azucaradas, dulces y alimentos chatarra

Señaló además que desde hace tres años se implementó este programa en Durango, el cual comenzó con 70 niños y ahora forman parte del programa 600 infantes a quienes se les pesó y midió para conocer los resultados que arrojan una pérdida de hasta 10 kilos con los cuales se escribió un artículo científico que prueba que cuando se sigue el programa al pie de la letra da resultados, por lo que se buscará que se generalice en las escuelas de la entidad.

El convenio fue signado por Rui Pérez Tamayo del Colegio Nacional y la secretaria de educación,  Silvia Figueroa Zamudio, como testigo de honor el rector de la UMSNH,  Medardo Serna González.