Se han recibido 36 quejas (Foto: Cortesía)

Morelia, Michoacán (Boletín).- Con el objeto de regular y garantizar la igualdad entre mujeres y hombres y proponer los lineamientos y mecanismos institucionales que orienten a la entidad hacia el cumplimiento de la igualdad sustantiva en el ámbito de la administración público estatal que encabeza Silvano Aureoles Conejo, la Secretaría de Contraloría de Michoacán (Secoem) fortalece la visión, el liderazgo y compromiso del proceso institucional con equidad de género.

La titular del Órgano Estatal de Control, Silvia Estrada Esquivel, manifestó que bajo esta dinámica se han realizado estudios y diagnósticos que permitan identificar de manera focalizada las problemáticas derivadas de la desigualdad de género al interior de la institución y en los programas de trabajo desarrollados a partir de la demanda social que le da origen a la política pública de la secretaría.

Por lo que, «hemos coordinado acciones con Unidades de Igualdad Sustantiva de otras instituciones del gobierno estatal, a fin de mantener una permanente actualización en materia de política pública bajo una perspectiva de género», manifestó.

Estrada Esquivel destacó la atención de situaciones por razones de género tanto en el desarrollo del servicio público, como en las relaciones internas en la propia secretaría, a través de los buzones naranja «Yo merezco respeto», en donde se han recibido 36 quejas, siendo este un medio de fortalecimiento de los mecanismos de comunicación con la ciudadanía que refleja la confianza en el actuar y proceder de las instituciones, ya que otorga la sanción de servidores públicos corruptos, emitiendo las recomendaciones y dictámenes a las respectivas entidades para la instrumentación de las acciones correctivas a que haya lugar.

Asimismo, señaló que se da seguimiento a los casos que den lugar a la comisión de un delito, ya sea por acción u omisión.

«Las autoridades estamos comprometidas con la igualdad y equidad de género, por lo que la institucionalización de la perspectiva de género en la administración pública, requiere de la sensibilidad, apertura y compromiso de las autoridades de los tres poderes en los respectivos ámbitos de gobierno, con la finalidad de que la servidora y el servidor público tengan conciencia de que la administración pública pertenece a todos los michoacanos, y que su función esencial consiste en satisfacer las demandas sociales de ciudadanas y ciudadanos», finalizó.