Impulsar todas las acciones que consoliden a Michoacán como un estado binacional, la instrucción del Gobernador

Guanajuato (MiMorelia.com).- Oficinas de atención a los migrantes de cuatro estados de la República con tradición migratoria, como lo son Michoacán, Jalisco, Zacatecas y Guanajuato, llevaron a cabo su primera reunión regional de análisis de proyectos productivos desarrollados a través de los programas 3×1 para Migrantes y Fondo de Apoyo al Migrante (FAM), con la intención de realizar un análisis de sus procesos y de los proyectos que cada uno ha desarrollado, permitiendo con ello generar una política pública enfocada al impulso del desarrollo sustentable.

El titular de la Secretaría del Migrante, José Luis Gutiérrez, señaló que espacios como éste se deben fortalecer con propuestas colectivas, y resaltó que Michoacán “está en la mayor disposición de sumarse, pues la instrucción de nuestro gobernador, Silvano Aureoles Conejo, ha sido impulsar todas aquellas acciones que permitan consolidar a Michoacán como un estado binacional”, expresó.

Indicó que se necesitan más ejemplos de proyectos productivos de éxito y que se considere que estos son una oportunidad para que en el momento en que los paisanos regresan a su tierra, tengan una alternativa de inversión.

“Por ello tenemos que crear una mayor vinculación entre todas las partes involucradas, sociedad organizada y gobierno, ejerciendo el rol que a cada uno le corresponde, potencializando con ello las aportaciones que realizan los migrantes y promoviendo la vinculación con sus comunidades de origen”, apuntó.

En esta reunión de trabajo cada uno de los estados comparte un proyecto de éxito que hubieran desarrollado a través de sus migrantes. Michoacán tuvo su presentación a cargo de Gustavo Almanza Samano, iniciador de “Invernaderos Villa de Guadalupe”, que se ubican en la población de Francisco Villa, en el municipio de Zinapécuaro, proyecto que fue desarrollado de 2004  a 2006 por el Club de Migrantes Francisco Villa, de Chicago, Illinois, con apoyo del programa 3X1 para Migrantes.

Este proyecto inició con la construcción de una nave de 5 mil metros cuadrados destinada para producir jitomate que cumpliera con las normas oficiales de calidad. En la actualidad cuenta con siete naves que tienen una producción de 80 toneladas cada una, generando 10 empleos directos y 20 eventuales.