Es una de las posibles rutas que se plantearon para dar salida al tema. (Foto: Cortesía)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com/Redacción).- El trabajo de las Delegaciones de Programas para el Desarrollo en los estados estará directamente vinculado con la Presidencia de la República, esto fortalecerá al federalismo con una coordinación más estrecha entre los gobiernos municipales, estatales, y federal, puntualizó el diputado Alfredo Ramírez Bedolla.

Las actuales delegaciones del gobierno federal se transforman en Oficinas de Representación, puntualizó Ramírez Bedolla y despejó las críticas que señalan la existencia de “superdelegados” como figura intermedia entre órdenes de gobierno.

“Nada más alejado de la realidad” que la existencia de “superdelegados”, añadió el diputado de Morena y explicó que, en cambio, el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador busca tener una mayor cercanía con estados y municipios a través de las Delegaciones de Programas para el Desarrollo.

“Al reunirse con todos los gobernadores en su gira nacional de agradecimiento, incluidos aquellos que le manifestaron abiertamente su oposición, Andrés Manuel López Obrador ha dado muestras de querer trabajar en estrecha coordinación con las autoridades locales. Hay que tener altura política para entender que se acabaron los tiempos de la contienda, y poder reconocer los mensajes de conciliación y concordia emitidos por el Presidente electo”, manifestó Alfredo Ramírez en su mensaje al pleno de la LXXIV Legislatura.

Un objetivo de la reingeniería del Gobierno de la República en las entidades federativas es disminuir el aparato burocrático, y el alto costo que su operación representa para los mexicanos, añadió, subsistirán aquellas Oficinas de Representación que sean necesarias por la importancia de sus políticas, así como por la necesidad de los servicios y trámites que ofrecen.

En un plazo de 180 días deberá concretarse la constitución de las Delegaciones de Programas para el Desarrollo, y se tendrá otro periodo de igual duración para que las dependencias y entidades presenten al Ejecutivo federal un estudio de costos y beneficios, con el cual determinar la necesidad y viabilidad de que permanezcan determinadas Oficinas de Representación en los estados.

PO