El Internet es una de las herramientas más utilizadas para realizar transacciones comerciales. El valor anual del comercio electrónico en México alcanza los 257 mil millones de pesos; diariamente, millones de personas y empresas realizamos pagos o cobros a través de la web.

Si bien los adelantos tecnológicos traen consigo muchas ventajas, también existen desventajas, una de ellas son los fraudes cibernéticos.

Los defraudadores cibernéticos utilizan medios electrónicos para engañarte, con el objetivo de obtener un beneficio indebido. Si tienes una empresa y realizas de manera regular transacciones por Internet, es importante establecer medidas de seguridad para evitar ser víctima de un fraude cibernético y poner en riesgo tu inversión.

La suplantación de identidad, la redirección a páginas falsas para obtención de datos y el correo basura para descarga de virus que roba la información de tu dispositivo, son algunos de los fraudes más comunes en el ciberespacio, por lo que es indispensable que apliques algunas medidas de seguridad al realizar transacciones comerciales vía Internet.

Algunas de las recomendaciones para no formar parte de las estadísticas de los fraudes por Internet son:

  • Cambia tus contraseñas de acceso a tus correos electrónicos, redes y equipos con frecuencia.
  • Evita realizar sesiones de compras o transferencias electrónicas en computadoras de uso público o compartido.
  • Las finanzas de tu empresa deben ser manejadas por alguien de toda tu confianza.
  • Destruye por completo los documentos que tengan información personal o financiera antes de desecharlos y verifica que ningún dato pueda ser extraído.
  • No proporciones tu Número de Identificación Personal (NIP), ni cualquier otro dato personal que esté ligado a tus finanzas.

Otro aspecto en el que debemos extremar las precauciones son las llamadas telefónicas, ya que también existe el fraude mediante esta vía, en la cual los delincuentes simulan ser empleados de alguna institución para obtener tus datos personales. Evita proporcionarlos y llama directamente a la institución financiera para corroborar la información. Es necesario aclarar que ninguna institución de este tipo solicita información personal o confidencial por correo electrónico o teléfono.

Lo más importante: en caso de enfrentar algún fraude cibernético, es recomendable reportarlo a las instituciones financieras o establecimientos comerciales con los que tienes cuentas. También se puede acudir a la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) para recibir asesoría.

 

Jesús Melgoza Velázquez

Secretario de Desarrollo Económico de Michoacán

Facebook: @JesusMelgozaV

Twitter: @jesus_melgozav