pacientes vih
En 2017 de 300 personas portadoras del VIH en Michoacán, 45 dijeron haber sido víctimas de violación a sus datos personales por parte de los servidores públicos (Foto: Guadalupe Martínez)

Por: Guadalupe Martínez/@Guadalupemtzo

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Las personas con VIH Sida reciben amenazas y coacción por parte de servidores públicos para que su diagnóstico sea revelado, pese a contar con el derecho humano de la protección de datos personales, denunció el presidente de la organización Responde Diversidad AC, José Daniel Marín Mercado, quien informó que en 2017 de 300 pacientes entrevistados, 45 dijeron haber sido violentados en esta materia.

Lo anterior durante el informe de resultados del proyecto “Dato Protegido, Derechos Seguros” que dio a conocer esta organización en conjunto con integrantes del Instituto Michoacano de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (IMAIP) y del Consejo Estatal para Prevenir y Eliminar la Discriminación y la Violencia (Coepdredv).

En las instalaciones del Instituto de la Juventud Moreliana el activista informó que la organización realizó un estudio a 100 pacientes con VIH Sida en Michoacán con la finalidad de conocer sus inquietudes y demandas, quienes confirmaron vivir con el miedo de que sus datos personales sean revelados, ya que la mayoría de los funcionarios de la Secretaría de Salud (SSM) ejercen violencia psicológica para que se dé a conocer la información.

El temor, explicó, se presenta en los pacientes cuando el médico se niega a otorgar el servicio, los medicamentos o el tratamiento que deben seguir, por ello, muchos ante la falta de conocimiento sobre el derecho que tienen a la protección de datos personales, acceden y revelan la información.

“El estigma, el miedo y la discriminación siguen rodeando a las personas que viven con el VIH en Michoacán, por eso quisimos realizar un primer estudio que pueda visibilizar esta problemática”, destacó.

Marina Mercado informó que el objetivo de dicho estudio es educar a las personas que viven con VIH, pero también a quienes tienen una orientación sexual, etnia o género diferente al de los demás, incluso a los migrantes y a la gente privada de su libertad a incrementar las capacidades del personal de salud, instituciones, empresas y medios de comunicación.

Tras las complicaciones institucionales y económicas para realizar un estudio más serio con una población de pacientes más amplia, dijo que se buscan apoyos de otras organizaciones para conocer puntualmente el número de violaciones cometidas a la protección de datos personales de personas que viven con VIH Sida.

Recordó que en 2017 pudieron comprobar que de 300 personas portadoras del VIH en Michoacán, 45 dijeron que fueron víctimas de violación a sus datos personales por parte de los servidores públicos.

“Conocemos casos de que muchos funcionarios de salud amenazan y ejercen coacción a los pacientes para que den a conocer su diagnóstico sin otorgarles ninguna condición de seguridad para su familia o pareja”, evidenció.

RMR