El conglomerado Carso implementó protocolos para proteger a sus empleados y clientes (Foto: cortesía)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Ante la emergencia sanitaria provocada por el Covid-19, Grupo Carso y Fundación Carlos Slim implementaron una serie de acciones y medidas en los ámbitos de la salud y la educación para apoyar a la población.

De esta manera, anunciaron que sus empleados conservarán sus trabajos, aunque se cierren de manera provisional algunos establecimientos.

Por otro lado, la Fundación Carlos Slim informó que destinará mil millones de pesos en acciones de salud para combatir los efectos del coronavirus en México.

Los cuales se invertirán en equipo de soporte al paciente crítico en institutos nacionales de salud, como ventiladores, ecosonogramas y video-laringoscopios; equipamiento de protección para el personal de salud, insumos para la desinfección de espacios críticos en hospitales públicos, apoyo al fortalecimiento de la capacidad diagnóstica del país y apoyo a la reconversión hospitalaria para la atención de Covid-19.

Asimismo, esta fundación, en alianza con la Secretaría de Educación Pública, puso a disposición de los alumnos de educación básica pública, la plataforma PruebaT, cuyo objetivo es brindar experiencias de aprendizaje a docentes, estudiantes y padres de familia.

Por su parte, el conglomerado Carso implementó protocolos para proteger a sus empleados y clientes, que van desde medidas de prevención y difusión de prácticas higiénicas en distintos espacios, protección especial a grupos de riesgo: personas mayores de 55 años, personas con enfermedades crónicas y mujeres embarazadas.

Así como el aislamiento domiciliario a sus empleados con síntomas de infección respiratoria, y aquellos diagnosticados con Covid-19, o que tuvieron contacto con personas infectadas con Covid-19.

Dentro de sus empresas, implementó la limpieza frecuente de espacios laborales, el trabajo en casa, la cancelación de viajes, reuniones de trabajo y eventos.

Así como políticas de higiene para comedores de empleados, personal de limpieza y vigilancia y en centros de atención telefónica.

Por: redacción/SJS