fallecidos, Covi-19, México, SSa, guía, cadáveres
Hugo López Gatell aclaró que las funerarias no tienen razón para negar el servicio en decesos por Covid-19 (Foto: pixabay)

Morelia Michoacán (MiMorelia.com).- Los funerales de las personas que murieron por Covid-19  tienen que durar como máximo cuatro horas y deben realizarse con féretro cerrado y con menos de 20 personas, según las recomendaciones de la Secretaría de Salud (SSa) para prevenir contagios.

En la Guía para el Manejo de Cadáveres por Covid-19 en México, publicada por la dependencia federal, la cual consta de 11 páginas, se indica que lo más recomendable es no hacer rituales fúnebres por la congregación de personas.

Sin embargo, en caso de realizarse, se recomienda que la duración sea menor a cuatro horas y en un espacio abierto en el que se pueda asegurar la sana distancia entre los asistentes, indica la guía.

Asimismo, se precisa que para poder recibir el pésame de sus conocidos los deudos deben estar asintomáticos.

Tratamiento en funerarias

En el caso de las funerarias, la guía de la SSa advierte que éstas no deben realizar acciones de limpieza, conservación y embalsamiento ni maquillaje si no cuentan con el equipo de protección personal apropiado o la capacitación sobre su uso.

El subsecretario de Salud, Hugo López Gatell aclaró que las funerarias no tienen razón para negar el servicio en decesos por Covid-19.

Se recalca que en cualquiera de los ritos se deben cumplir las medidas de la sana distancia, el lavado de manos y medidas de prevención.

En cuanto a la disposición final del cadáver, preferiblemente será mediante la cremación; de no ser posible, se practicará la inhumación en sepultura o bóveda, ambas formas son posibles, aclaran las autoridades.

Fallecimiento en hospital

Cuando una persona muere en el hospital por Covid-19, los familiares y amigos más cercanos tiene derecho a ver el cuerpo antes de ser llevado a la morgue del hospital, se precisa en la guía.

“Como parte de la sensibilidad al contexto cultural, es importante respetar la decisión de los familiares de ver el cuerpo si así lo solicitan, después de su extracción de la sala de aislamiento o área de urgencias”, agrega el documento.

Muerte en casa o durante el traslado

En caso de que ocurra un deceso en casa, que no haya recibido atención médica, se deberá coordinar con las autoridades forenses para que esta asigne el equipo correspondiente para desplazarse al domicilio, garantizando a través de autopsia verbal la documentación de las circunstancias que rodearon el deceso, establecer las posibles causas de muerte, así como la respectiva toma de muestras que sean procedentes y la remisión inmediata al Laboratorio de Vigilancia Epidemiológica correspondiente.

El alistamiento del cadáver será realizado en el mismo sitio del deceso.

Por: redacción/SJS