Semana Nacional de Acceso a la Justicia (Foto Cortesía)

Morelia, Michoacán (Boletín).- La independencia del sistema judicial, su imparcialidad e integridad son requisitos esenciales para un Estado de derecho y con el cual se logre que la justicia sea administrada sin discriminación, afirmó Alberto Hernández Ramírez, director del Consejo Estatal para Prevenir y Eliminar la Discriminación y la Violencia (COEPREDV).

Lo anterior, durante actividades de la Semana Nacional de Acceso a la Justicia llevada a cabo por el Poder Judicial de Michoacán y la Casa de la Cultura Jurídica de Morelia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación para enriquecer los conocimientos y abonar tanto al aprendizaje como a la reflexión del personal que labora en áreas de impartición y administración de justicia.

Durante su intervención, Hernández Ramírez expresó que para existir justicia no debe haber discriminación, se debe garantizar que las personas puedan acudir a los tribunales para hacer valer la protección de sus derechos sin importar su estatus económico, social, político, migratorio y racial.

Por otro lado, Gerardo Andrés Herrera Pérez, coordinador de estudios, divulgación y capacitación de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) destacó, ante el grupo asistente, las características que deben tener todas y todos los servidores públicos, como el conocer los derechos humanos para ejercer el acceso a la justicia; practicar la igualdad y evitar los actos de discriminación; hacer efectiva la perspectiva de género; reconocer el valor de la interculturalidad, así como desarrollar el modelo de una cultura de la paz.

Se concluyó invitando a las y los asistentes a reflexionar sobre su futuro, a lo que quieren para sí mismos y para los demás, a preguntarse qué dejarán en las instituciones en donde trabajan y se forman profesionalmente para que sean mejores.

PO