Philip Peven, de 104 años de edad, reconoció que mintió y engaño a las parejas que buscaron su ayuda como médico (Foto Twitter: @Balikesirposta)

Estados Unidos (MiMorelia.com).- Philip Peven, durante su Carrera como ginecólogo vio nacer a aproximadamente 9 mil bebés en un periodo de 40 años en Detroit, en EU, sin embargo, la mayoría fueron inseminados con su propio esperma sin autorización de las madres.

Luego de una investigación que realizó Jamie Hall, una de las hijas recién descubierta, dijo que el ginecólogo, Philip Peven admitió que desechó infinidad de muestras de donantes que no estaban aprobadas y por ello, inseminó a sus pacientes con su esperma “fresco” y también el de otros médicos de la clínica donde laboraba.

La investigación resultó luego de que las pruebas de ADN de los supuestos padres biológicos dieran negativo, esto a partir de que algunas personas se sometieron a dichos análisis para descubrir su identidad.

“Sí, sabemos que estábamos engañando a las mujeres, o al menos no les decíamos toda la verdad”, confesó Philip Peven.

Ahora, Philip Peven, de 104 años de edad, reconoció que mintió y engaño a las parejas que buscaron su ayuda como médico, e inseminó a varias con su esperma o de algún colega de la clínica.

“Todos nacimos en el mismo hospital, todos nuestros certificados de nacimiento muestran al doctor Peven como nuestro obstetra no como nuestro padre”, dijo Jamie Hall, y agregó:

“Algunas de las personas que me han llamado sienten que han sido engañadas, tienen problemas existenciales al respecto, pero yo no lo veo de esa manera. Estoy feliz de estar aquí y no tengo nada más que agradecimiento de estar viva”.

Por: Redacción/E