Junta de Gobierno del Consejo Estatal para Prevenir y Eliminar la Discriminación y la Violencia (Foto ACG)

Morelia, Michoacán (MiMorleia.com/Ireri Piña)- Los retos que aún tenemos son los de superar los problemas derivados de la desigualdad y la inequidad y con ellos, frenar la discriminación y no reconocimiento de las diferencias que lejos de ser una debilidad, son una fuerza y la base para implementar acciones, señaló el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo.

Durante la instalación de la Junta de Gobierno del Consejo Estatal para Prevenir y Eliminar la Discriminación y la Violencia, el mandatario llamó a la sociedad a trabajar en coordinación para erradicar estas prácticas y la desigualdad.

«Es un trabajo intenso pero hay que hacerlo, pero para el caso nuestro es convicción de que como gobierno debemos generar las condiciones para garantizar la igualdad de todos. El punto de partida es reconocernos como seres humanos y en consecuencia debemos garantizar los derechos plenos«, añadió.

En ese sentido, insistió en que su tarea es la de romper con el «espiral» de la discriminación humana y lograr la inclusión que permita el «camino pleno a los derechos humanos» por ello, dijo, es necesario reconocer la fortaleza en las diferencias de cada ser humano.

«Aspiro a construir un Michoacán incluyente que represente el impulso a la calidad de vida, ya que solo si logramos combatir ciertas prácticas, evitaremos la discriminación y violencia y avanzaremos en la condición de bienestar del estado«, añadió el mandatario estatal.