Silvano dijo que se garantiza un mejor servicio a los estudiantes (Foto Facebook: Silvano Aureoles Conejo)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Aunque aún hace falta la firma de los anexos del nuevo acuerdo por la educación de Michoacán, se prevé que el gobierno estatal destine un 12 por ciento al fondo para el pago de la nómina magisterial de 36 mil plazas estatales, que equivale a tres mil 500 millones de pesos, y el resto será cubierto por el gobierno federal.

Así lo dio a conocer el mandatario estatal, Silvano Aureoles Conejo, este lunes en rueda de prensa, luego de destacar que los profesores estatales deben tener confianza en el Ejecutivo luego de la firma del nuevo acuerdo educativo, ya que están garantizados sus derechos laborales, sus salarios y sus prestaciones, las cuales no se tocarán.

� Nuevo acuerdo educativo para Michoacán. �

🔴 Nuevo acuerdo educativo para Michoacán. 📚

Posted by Silvano Aureoles Conejo on Monday, January 27, 2020

Indicó que, el jueves pasado se firmó el convenio con el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, y con el titular de la Secretaría de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán, pero hacen falta los detalles como los anexos, en los cuales se precisará el porcentaje que deberá otorgar el estado para el pago de la nómina. En el anterior acuerdo el estado destinaba un 30 por ciento que correspondía a diez millones de pesos.

De manera aproximada, Aureoles Conejo señaló que se ha acordado con las autoridades federales que, en este nuevo acuerdo educativo, el Ejecutivo estatal destine un 12 por ciento, es decir, tres mil 500 millones de pesos al fondo para el pago de 36 mil plazas estatales y el resto, es decir, el 88 por ciento, por el Gobierno de la República.

Explicó que lo sucedido el jueves pasado fue la firma de un nuevo acuerdo, un modelo que se ha llevado a cabo en la Ciudad de México cuando el gobierno central ha sido el patrón de los trabajadores de la educación y regresar a ese modelo tiene implicaciones mayúsculas, como, por ejemplo, para el fondo de pensiones que generaría algunas dificultades.

Recordó que a partir del 2000 se disparó el número de plazas estatales en Michoacán, partiendo de un acuerdo de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) con el gobierno en turno para que se entregaran las plazas automáticas, pero al no haber firmado el estado un acuerdo educativo en la administración de Felipe Calderón Hinojosa, se limitaron los recursos, pero las claves aumentaron.

Del 2000 al 2015 se llegó a 36 mil plazas estatales sin que existiera el respaldo financiero.

En 2014 se reformó la constitución y se dio pie a la entrada de la Reforma Educativa en el gobierno de Enrique Peña Nieto, misma que permitió a Michoacán retener la entrega de más plazas a los egresados de las normales oficiales, y en el proceso electoral 2018, el entonces candidato, y hoy presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, se comprometió a que se eliminaría esa iniciativa.

Del 2015 a la fecha dijo que ha estado en gestión para regularizar las 36 mil plazas estatales, pero la respuesta del gobierno en turno siempre fue que no se podía y que la ley no lo permitía, y durante tres años la federación apoyó a Michoacán con dinero extraordinario de una partida U080, pero el déficit llegó a más de cinco mil millones.

Y posteriormente, cuando llega López Obrador se comprometió a hacerse cargo de las 36 mil plazas estatales de los maestros del magisterio estatal. Con dicha determinación, Aureoles Conejo consideró que se libera a Michoacán de una pesada carga que estaba en la entidad desde hace 30 años.

«Además de quitarle esa carga al estado, también se ordena y se transparenta al sector educativo para dejar en el pleito permanente. Ya no será un hoyo negro», expuso el mandatario.

Añadió que con dicho acuerdo también se crearán condiciones para que exista una mejor relación laboral, y así, se termine el desgaste permanente de una confrontación entre el gobierno y los integrantes de la CNTE.

En su explicación reiteró que también habrá certeza para los padres de familia en el sentido de que habrá clases y se cumplirá el calendario escolar. Destacó que los maestros ya no tendrán que abandonar el aula para ir a protestar porque no se les paga su salario.

Por: Guadalupe Martínez/R