autofinanciables, ZEE
(Foto: FB/Alfredo Ramírez Bedolla)

Morelia, Michoacán (Boletín).- Después de reunirse con Pedro Zenteno Santaella, coordinador de los trabajos orientados a la integración del sistema único de salud en la region centro del país, el diputado Alfredo Ramírez Bedolla afirmó que el Gobierno de México se encuentra listo para iniciar en Michoacán el proceso de federalizacion de los servicios públicos de salud, que incluiría centralizar la nómina del sector.

En seguimiento al trabajo conjunto iniciado en el mes de enero para agilizar en Michoacán la implementación de las políticas públicas en salud, prioritarias para el presidente Andrés Manuel López Obrador, Ramirez Bedolla y Zenteno Santaella se reunieron este miércoles en Morelia. El funcionario federal dio a conocer al legislador el Acuerdo para garantizar el derecho a la protección de la salud de toda la población, que deberá ser analizado por el gobernador Silvano Aureoles para determinar si lo suscribe, e inicia así la federalización del sector salud en Michoacán.

El referido acuerdo es una propuesta de trabajo conjunto que el Gobierno de México plantea a los gobernadores de distintas regiones -cada una integrada por ocho estados-. En lo que concierne al Centro del país, Pedro Zenteno refirió que ya se ha propuesto a seis estados, “donde veo la voluntad de suscribirlo, y la próxima lo podremos estar formalizándo en algunas entidades”.

Ramirez Bedolla, diputado afín a la cuarta transformación, subrayó que este acuerdo propone un esquema de coordinación con el Gobierno de México que ofrece todas las ventajas a las entidades federativas; “Michoacán, por sus condiciones de vulnerabilidad financiera, no puede quedarse al margen, ya que al aceptar la federalización del sector salud terminaría con el déficit de mil millones de pesos en el rubro de nómina, y generaría condiciones para ampliar la cobertura de los servicios médicos en la entidad”, recalcó.

Con la creación de un sistema único, el gobierno federal busca hacer frente a uno de los rezagos que más vulnera a la población: “alrededor de 35 millones de ciudadanos no cuenta con seguridad social”, apuntó Pedro Zenteno y enfatizó que el objetivo superior del Plan Nacional de Salud es que se “garantice el derecho a la salud, y a medicamentos gratuitos para toda la población”.

El coordinador en la región centro puntualizó que la fragmentación en el sistema público de salud no permite que se canalicen los recursos presupuestales y materiales de manera correcta y efectiva, por lo que la estrategia del sistema único pretende unificar esfuerzos del IMSS, ISSSTE, Marina, Sedena, Centros de Salud estatales y clínicas municipales para reforzar la cobertura y capacidad operativa de servicios médicos en el primer nivel de atención, donde se concentra el 80 por ciento de la demanda.

“Si no funciona el primer nivel de atención médica no podemos trabajar en prevención, que es lo más importante. Si hay una visión y una política nacional para la prevención, vamos a reducir los márgenes de saturación en los hospitales que ofrecen atención de segundo nivel”, abundó.

Otros dos ejes torales de la federalizacion del sector salud, refirió Pedro Zenteno, son la consolidación de la adquisición de medicamentos, y la revisión de nómina para basificar personal y recategorizar los salarios para que tengan un ingreso justo por su trabajo.

Según las proyecciones y planeación del Gobierno de México, el proceso de federalización del sector salud se concretaría en dos años después de firmado el acuerdo. Alfredo Ramírez reiteró que Michoacán debe aprovechar la oportunidad de participar en la transformación del sistema público de salud y contribuir a que los michoacanos tengan atención médica de calidad.

PO