Lentitud en calle Allende y su continuación, Valladolid, a partir de la calle de Galeana y con dirección hacia la plazuela de Valladolid 

 

Accidente en la salida a Charo, justo antes de llegar al Recinto Ferial, a la altura de una gasolinería. Maneje con precaución

 

Complicación vial en Plan de Ayala, cerca del mercado de San Juan, con dirección a San José

 

Congestión vial en libramiento, entre salida a Salamanca y al de Charo, por obras públicas

Gobierno de Morelia anterior gastó más de 104 mdp en renta de autos

Ni la administración encabezada por Wilfrido Lázaro, previa a la independiente, ni la posterior, que encabezó Raúl Morón, utilizaron dinero para el arrendamiento de vehículos

camionetas
En los años 2017 y 2018 el presupuesto municipal contempló explícitamente el arrendamiento de vehículos; ni antes ni después se destinó dinero a ese rubro (Foto: Cortesía)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- El gobierno municipal liderado por Alfonso Martínez Alcázar aumentó el gasto en el rubro de vehículos para los funcionarios municipales a niveles nunca vistos. 

Es la conclusión que arroja un análisis de las cifras oficiales presentadas por las administraciones de Wilfrido Lázaro Medina, Salvador Abud Mirabent, Alfonso Martínez Alcázar y Raúl Morón Orozco. 

Los números son claros. Entre los años 2016 y 2018, coincidente con la administración de Martínez Alcázar, dicho ítem de gasto —incluyendo la gasolina— se disparó a cifras inéditas en el municipio. En concreto, desde el año 2015 al 2016 el costo asociado a la compra, arrendamiento o surtimiento de combustibles creció en 232%

La clave de esta alza fue una política emprendida por el edil independiente que no utilizaron los demás alcaldes: el arrendamiento de vehículos. Entre ellos hubo varios para uso del propio alcalde y algunos de sus asesores más cercanos. 
Política que, según los datos oficiales, implicó un millonario sobregasto para el bolsillo de los morelianos: un promedio de 30 millones de pesos anuales más que en el gobierno de su sucesor, Raúl Morón Orozco. 

La información para esta nota está extraída de los presupuestos de egresos del ayuntamiento de Morelia entre los años 2014 y 2020 y de contratos oficiales del ayuntamiento de Morelia. Copias de todos los documentos están en poder de este medio.

(Foto: Especial)

Las cifras 

El “Presupuesto de ingresos y egresos para el ejercicio fiscal” que el ayuntamiento de Morelia elabora cada año menciona explícitamente los recursos destinados a compra de vehículos, gasolina para operarlos y mantenimiento de los vehículos ya existentes.

En el caso del gobierno de Alfonso Martínez Alcázar, a los anteriores hay que agregar también los gastos por arrendamiento.

El concepto aparece explícitamente en los presupuestos de 2017 y 2018; ni antes ni después el ayuntamiento de Morelia gastó en rentar unidades de cualquier tipo. 

En el año 2014, durante el gobierno de Wilfrido Lázaro Medina, el gasto oficial destinado a la compra de vehículos fue de 2 millones 500 mil pesos; el de gasolinas llegó a 43 millones 698 mil 100 pesos, y el de mantenimiento a 23 millones 488 mil 226. De esta forma, el gasto total llegó a 69 millones 686 mil 326 pesos. 

En 2015, año en que encabezaron el gobierno municipal los ediles Wilfrido Lázaro, Salvador Abud y Alfonso Martínez, la tendencia se mantuvo. Para la compra de vehículos se destinaron 2 millones de pesos; para el uso de combustibles, un total de 41 millones 792 mil 400 pesos, y para mantenimiento, 21 millones 216 mil pesos. El gasto total en el parque vehicular llegó a 65 millones 8 mil 400 pesos.

Un cambio radical en las políticas de uso de vehículos acarreó la llegada de Alfonso Martínez Alcázar. En el 2016, primer año en que la elaboración del presupuesto estuvo enteramente en sus manos, el gasto aumentó más de dos veces. 

El presupuesto de egresos de 2016 indica que el gasto destinado a compra de vehículos disminuyó a un millón 29 mil 600 pesos, mientras que el de gasolinas creció a 58 millones 476 mil 600 pesos y el de mantenimiento llegó a 24 millones 302 mil 422 pesos. Sin embargo, el ítem “arrendamientos” fue el que disparó el gasto: 67 millones 785 mil 32 pesos. El costo total del parque vehicular municipal asumido ese año por los morelianos llegó a 151 millones 593 mil 654 pesos. 

En 2017 la tendencia se mantuvo, aunque la cifra final fue algo más baja. El monto destinado a compra de vehículos fue de un millón 25 mil pesos; el de gasolinas, 68 millones 445 mil 884 pesos; el de mantenimiento, 10 millones 52 mil 928, y el de arrendamiento llegó a 21 millones 926 mil 189 pesos. La suma total de lo anterior fue de 101 millones 450 mil 001 pesos. 

En 2018 volvió a crecer el gasto, especialmente en lo referido a la compra de vehículos. El monto para dicho concepto fue de 12 millones 25 mil pesos; el de gasolinas creció a 74 millones; el de mantenimiento llegó a 10 millones 352 mil 928, y el de arrendamiento fue de 14 millones 610 mil 793 pesos. En total, ese año el ayuntamiento erogó 110 millones 988 mil 721 pesos en uso de vehículos.

El cambio de administración acarreó también un drástico cambio en la política vehicular del ayuntamiento. En 2019, cuando por primera vez el presupuesto fue elaborado íntegramente por la entrante administración de Raúl Morón Orozco, no se destinó dinero a compra ni arrendamiento de vehículos, mientras que para las gasolinas hubo 72 millones de pesos y para mantenimiento se usaron 15 millones 611 mil 605 pesos. El gasto total en vehículos ese año fue de 87 millones 611 mil 605 pesos.

Finalmente, en 2020 se destinaron 338 mil pesos a la compra de vehículos; 69 millones 816 mil, a gasolinas; 24 millones 500 mil, a mantenimiento, y 0 para arrendamiento. El total anual llegó a 94 millones 654 mil pesos.

En conclusión, durante dos años de la administración de Alfonso Martínez disminuyó el costo por mantenimiento de vehículos. Sin embargo, el balance final arroja que su gobierno fue el que más gastó en vehículos para funcionarios.

El fin del dispendio 

La diferencia fundamental entre el gobierno de Alfonso Martínez Alcázar y las demás administraciones municipales fue la utilización de la figura del arrendamiento vehicular. Y es también lo que explica que entre los años 2016 y 2018 el cargo a los morelianos por concepto de vehículos municipales alcanzara su máximo histórico. 

El plan original era bajar los costos. El 23 de marzo de 2016 el entonces secretario de Administración del ayuntamiento, explicaba al Comité de Adquisiciones que reemplazar 100 vehículos era ventajoso para los morelianos, dado que antes se gastaba más en repararlos. 

“Cada vehículo absorbe alrededor de 23 mil pesos mensuales de mantenimiento (…). Muchos vehículos están en reparaciones que nunca terminan”, indicó.

Desde 2016, según consta en documentos oficiales en poder de este medio, el ayuntamiento de Morelia rentó un total de 100 vehículos. Entre los más costosos se incluían varias camionetas de lujo destinadas al uso del edil Alfonso Martínez y sus colaboradores más cercanos. 

(Foto: Especial)

Como lo demuestran las cifras expuestas en el recuadro que acompaña a esta nota, el plan de ahorro resultó al revés. 

Consultados por este medio, exfuncionarios que participaron de las administraciones de Wilfrido Lázaro y Raúl Morón confirmaron que durante esos gobiernos jamás se designó dinero a la renta de vehículos. Más aún: tras su llegada, el edil Raúl Morón Orozco criticó abiertamente el dispendio de su antecesor en ese rubro, y anunció una política de austeridad que, incluso, podría incluir deshacerse de una parte importante del parque vehicular. El 11 de septiembre de 2018, 10 días después de la llegada de Raúl Morón a la presidencia municipal, el secretario de administración, Gabriel Prado Fernández, confirmó las intenciones de resolver el tema. 

“Analizamos la manera en que el arrendamiento o tenencia de las unidades se mantuviera por un importe menor, de 10 millones de pesos. Ocurre que al vencerse el contrato que la pasada administración sostenía con la empresa arrendadora, y tal como señala la Ley de Obras y Adquisiciones, el municipio puede decidir si quedarse o no con el parque vehicular”. 

De esta manera, agregó, “la administración municipal podrá ahorrar cerca de 90 millones de pesos, que en lugar de utilizarse para renovar el arrendamiento de los vehículos se destinará para obra pública y otros trabajos que requieran las dependencias municipales enfocadas para el desarrollo social de los morelianos”.

Las cifras concuerdan con los 30 millones anuales de más que gastó la administración de Alfonso Martínez Alcázar.

“Lo que hicimos fue ordenar el dispendio por concepto de arrendamientos que realizó la administración de Alfonso Martínez”, asegura a este medio un ex colaborador del gobierno de Raúl Morón. “Para ello, tras rentarlos durante tres años, el ayuntamiento adquirió los vehículos por su valor residual, con un costo mínimo para las finanzas del municipio”.

Y agrega: “Nunca más se volvieron a rentar vehículos de lujo en Morelia”. 

rmr