“La intención era y fue precisamente quitar el bloque que durante más de ocho días llevaban en esta región de la mixteca", dijo

Nochixtlán, Oaxaca (Rasainforma.com/Miriam Arvizu).-  La mañana de este lunes, el gobernador de Oaxaca, Gabino Cué Monteagudo, en entrevista con la periodista Paola Rojas, en Primero Noticias, dio a conocer los nombres de las seis personas muertas, que perdieron la vida durante el desalojo de Nochixtlán; además de informar que hay 21 detenidos, quienes están acusados de resistencia a la autoridad, por haber bloqueado la carretera, así como por portación de cohetones y bombas molotov.

Las víctimas fueron identificadas con los nombres de Anselmo Cruz Aquino de 33 años de edad y de oficio comerciante; Jesús Cadena Sánchez Meza de 19 años, estudiante de secundaria; Iralvin Jiménez Santiago de 29 años, Regidor de salud del municipio de Santa Maria Apaxco; Óscar Nicolás Santiago de 22 años, campesino originario del municipio Santiago Tilantongo; Omar González Santiago de 22 años, empleado en el municipio de Tlaxiaco y Óscar Luna Aguilar o Andrés Aguilar Zanabria de 23 años, también comerciante.

“Los seis muertos tras el desalojo de Nochixtlán, en Oaxaca, no pertenecen a la CNTE, sino que son de grupos afines al magisterio disidente”, aseguró Cué Monteagudo, quien además dijo que en los bloqueos participan otras organizaciones sociales, ya que la minoría son profesores.

El gobernador de Oaxaca, explicó que los seis muertos “estaban en el bloqueo manifestándose”, pero pertenecen a organizaciones sociales afines a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), que pudieron haber participado con la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) en el 2006.

“La intención era y fue precisamente quitar el bloque que durante más de ocho días llevaban en esta región de la mixteca, allá en Nochixtlán”, expresó el mandatario estatal.

El gobernador de Oxaca recordó que desde hace ocho días se han realizado hasta 37 bloqueos, provocando una merma en la economía oaxaqueña y en la vida cotidiana de la gente, ante dicha situación se solicitó la colaboración de la Policía Federal para desalojar las carreteras de Oaxaca.