adrian lopez
Las complicaciones de la Universidad Michoacana son una constante al cierre de cada ejercicio fiscal (Foto: ACG)

Por: Ibeth Cruz/@ibethcrux

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Durante los últimos dos años, el gobernador del estado, Silvano Aureoles Conejo, ha empeñado toda su capacidad de gestión para lograr que la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) por lo que este año no será la excepción, advirtió el secretario de Gobierno, Adrián López Solís.

En entrevista colectiva, Adrián López Solís reconoció la preocupación que vive la comunidad nicolaita en estos momentos, al requerir 850 millones de pesos y aún no lograr los 600 millones de pesos que diputados federales le autorizaron de manera extraordinaria para hacer frente a las necesidades del cierre de año.

“El gobernador desde hace ya varias semanas ha encausado una gestión de recursos extraordinarios ante la Secretaría de Hacienda, aún estando de viaje me ha pedido que mantenga el contacto con la autoridad universitaria, con los propios dirigentes de los sindicatos, así lo he hecho, he conversado con ellos, les he explicado en ambos o en estas tres partes de quienes representan a la comunidad universitaria hay consciencia de la difícil situación económica por la que atraviesa el estado, por la que atraviesa la Universidad”.

Comentó que en el caso de las aportaciones que el Gobierno Estatal hacer al Convenio de Sostenimiento para la UMSNH, se ha cumplido escrupulosamente con las ministraciones que le corresponden siendo un 30 por ciento del recurso y el resto corresponde al Gobierno Federal, por lo que en este apartado únicamente resta el depósito de 90 millones de pesos por parte de la autoridad estatal.

“Sabemos que eso no es lo suficiente, por eso como ya se hizo a los dos años anteriores, el gobernador ha empeñado su capacidad de gestión para obtener los recursos extraordinarios que permitan solventar estos compromisos salariales y prestaciones de fin de año”.

Aclaró que los recursos gestionados ante el gobierno federal es dinero que proviene de los ahorros que ha hecho en algunas dependencias la autoridad federal, de los que una parte irán a la UMSNH en el cierre de este año.

Las complicaciones de la Universidad Michoacana son una constante al cierre de cada ejercicio fiscal, por lo que López Solís insistió en la necesidad de que la comunidad nicolaita atienda este asunto de fondo y no esperar a que la situación se complique aún más en esta institución.

“No es la única universidad que atraviesa este tipo de problemas y que ha sido objeto de debate incluso en el propio Congreso de la situación que atraviesa ésta y otras universidades y creemos que las cosas se aprietan hacia esta parte del año, pero debiera abordarse con mucho mayor anticipación para tener una solución de fondo desde diferentes responsabilidades políticas y públicas”, agregó.

CA