Una de sus demandas es la entrega de títulos a normalistas egresados del plantel Maravatío

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Luego de volver a manifestarse por cuarto día esta semana en las banquetas del centro de Morelia, el Movimiento Antorchista en Michoacán llegó a acuerdos con el Gobierno del Estado para que se pague la renta del edificio que ocupa el centro escolar “Maestro Aquiles Córdova Morán” (CEMACM), se inicie la construcción de su edificio y se revise el caso de la Escuela Normal de Maravatío, a la que sin justificación alguna la Secretaría de Educación en el Estado (SEE) le retiene la entrega de títulos a sus egresados, informó Rodolfo Lemus, dirigente de la agrupación en Morelia Oriente.

Señaló que en el caso de la escuela Normal de Maravatío gente pagada por la Secretaría de Educación amenaza con tomar la Escuela Normal de Maravatío e interrumpir sus labores académicas, y afirmó que se trata de Jorge Velázquez Gomora y José Antonio Camacho, ambos miembros de la CNTE, quienes encabezan un grupo de 15 alumnos a los que la propia SEE no ha entregado sus títulos a pesar de que la escuela Normal ya cumplió ya con todos los requisitos; por ello, dijo, en Morelia una comisión acudió este jueves frente a Palacio de Gobierno para exigir que se ponga un alto a las amenazas y se entreguen a los exalumnos los títulos que hacen falta.

Estudiantes, maestros y padres de familia de la Escuela Normal de Maravatío “Maestro Aquiles Córdova Morán”, dirigidos por Teresa Esquivel Pérez, responsable antorchista de esa región y por la directora de la institución Janet Hernández Antonio, fueron apoyados por antorchistas morelianos, encabezados por Rodolfo Lemus, quienes a su vez exigieron el cumplimiento de los compromisos gubernamentales respecto al CEMACM.

Explicó que Lemus que Velázquez Gomora y Antonio Camacho pretenden agredir a la Normal de Maravatío a sabiendas de que la responsabilidad de no entregar los títulos es de la SEE.

“Es una labor de pinza para tratar de debilitar a la Normal de Maravatío: por un lado retienen los títulos y por otro lado envían a sus empleados a tratar de desestabilizar y desprestigiar a una escuela que ha cumplido cabalmente con preparar alumnos capaces de impulsar seriamente el desarrollo educativo, y que no ha sido semillero de vándalos sino de ciudadanos de bien”, añadió Lemus.

Agregó que se acordó que el próximo lunes a las seis de la tarde se reunirán con el secretario de Educación, Alberto Frutis Solís y otros funcionarios para dar seguimiento a los acuerdos.

Cabe hacer mención, enfatizó, que mientras se lograban estos acuerdos se hicieron presentes más de 200 policías estatales quienes con rudeza empujaron a los manifestantes para que se alejaran, mismo que ya habían recibido la instrucción de sus compañeros de dar fin a la cadena humana sobre las banquetas, “por lo cual creemos que es totalmente innecesaria tal demostración de fuerza”, finalizó.