Expone su cercanía con políticos, actrices, propiedades, así como sus preferencias sexuales y su paso por la cárcel de Lecumberri (Foto: Archivo)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com/Redacción).- La vida sexual de Juan Gabriel así como propiedades y su paso por Lecumberri formaron parte de la investigación realizada por espías que colaboraron para gobiernos priistas en décadas pasadas, como parte de la «guerra sucia».

“México DF, a 9 de abril de 1984. Señor Director Federal de Seguridad: En relación con la investigación sobre Alberto Aguilera Valadez, ‘Juan Gabriel’ o ‘Adán Luna’, elementos de esta oficina investigaron lo siguiente” reza el expediente de la Dirección Federal de Seguridad (DFS).

La DFS, antecesora del Cisen llevó a cabo «investigaciones» hacia el cantante así como María Felix y Elba Esther Gordillo entre otras figuras públicas en los años 80.

De acuerdo a documentos dados a conocer por El Universal, los espías Fernando Gutierrez Barrios y Miguel Nazar Haro, ambos acusados como autores de la «guerra sucia», este expediente de «Juan Ga», expone su cercanía con políticos, actrices, propiedades, así como sus preferencias sexuales y su paso por la cárcel de Lecumberri.

Detalla además que el compositor contaba con un guardaespaldas (que se ostentaban como integrantes de la policía militar), además de su detención el el 14 de abril de 1970 en la cárcel de Lecumberri por los delitos de robo y daño en propiedad ajena.

“Únicamente permaneció en Lecumberri 8 meses, en virtud de que el general Andrés Puentes Vargas, Enriqueta Jiménez, La Prieta Linda, y Efraín Bloussman Pinker, quien tiene antecedentes de tráfico de estupefacientes, gestionaron y pagaron la fianza para que fuera dejado en libertad. Cabe señalar que el expediente de Alberto Aguilera Valadez se encuentra extraviado”, declara el documento.

En tanto mientras permaneció encarcelado, el general Andrés Puentes Vargas, quien fungía en ese entonces como director de Lecumberri, “continuamente sacaba del penal a Alberto Aguilera Valadez para que este actuara en sus fiestas particulares”.

La versión pública del expediente eliminó información relacionada con su vida sexual y mayores detalles sobre sus bienes inmuebles, ya que la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública, en su artículo 113, no permite que datos considerados confidenciales sean públicos.

Sin embargo, sí da conocer que el «Divo de Juárez» mantenía una íntima amistad con Tulio Hernández Gómez, gobernador de Tlaxcala en aquel momento, así como con su esposa, la actriz Silvia Pinal, y también con la familia Alatriste.

Con información de El Universal

ZM