El funcionario estatal dijo que se requieren al menos 4 mdp para proveer a cada alcaldía de los tres separadores sanitarios

Por: Ireri Campos
@IreriCames

Morelia, Michoacán.- Debido a que solo el 50 por ciento de los municipios michoacanos cuentan con un sistema adecuado para dar tratamiento a los residuos sólidos urbanos, el gobierno estatal se ha visto en la necesidad de colaborar con el Sistema Intermunicipal de Manejo de Residuos Sureste (Simar), un organismo descentralizado conformado por nueve municipios de Jalisco.

Iván Madero Naranjo, subsecretario de Cambio Climático de la secretaría de Recursos Naturales y Cambio Climático informó que el modelo podría ser «replicado» en la entidad, mientras tanto cada municipio de Michoacán eroga entre 140 y 170 pesos por tonelada al operador de servicios públicos para realizar el tratamiento y disposición final de residuos sólidos, donde las ganancias «se reparten» entre los estados vecinos al tratarse de abono orgánico o materiales reutilizables.

El funcionario estatal argumentó que se requieren al menos 4 millones de pesos para proveer a cada alcaldía de los tres separadores sanitarios, por lo que ya se imparten cursos de «carácter regional» en Zacapu, Ziracuaretiro y Tiquicheo para resolver el conflicto, además de que Churumuco, Aquila y Nahuatzen están siendo atendidos con recursos del Fondo Minero.

Madero Naranjo reconoció que el programa de Residuos Sólidos Urbanos «no se ha podido resolver» en Michoacán, asegurando que la actual administración gestionará recursos a través del Legislativo federal, así como con el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras).

En Michoacán se generan cerca de 3 mil 450 toneladas de residuos sólidos diariamente según datos proporcionados por la Semarnacc, con un 65 por ciento de promedio en capacidad de recolección, lo que indica que el 25 por ciento restante de basura continua en lugares no adecuados, como barrancas, carreteras y predios abandonados.

Es de precisar que le entidad cuenta con 32 rellenos sanitarios y tres Centros Intermunicipales para el Tratamiento Integral de los Residuos Sólidos (CITIR), ubicados en Hidalgo, Múgica y Tinguindín, mismos que atienden a solo 59 municipios del estado.