Señaló la necesidad de buscar solucionar de fondo los conflictos que existen en las diversas regiones del país (Foto: Cortesía)

Morelia, Michoacán (Boletín).- En México los gobiernos no deben renunciar al ejercicio de la política como herramienta para solucionar conflictos sociales y despresurizar inconformidad por problemas mayores, apuntó la diputada Araceli Saucedo Reyes, coordinadora del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática en la LXXIV Legislatura del Congreso del Estado.

La diputada por el Distrito de Pátzcuaro señaló que en el ámbito nacional, se han evidenciado casos lamentables de críticas y cuestionamientos de autoridades por manifestaciones de repudio y condena social a problemáticas graves, como lo son por ejemplo la violencia contra la mujer.

“Se observa poca sensibilidad de las autoridades para entender que la falta de resultados genera inconformidad y que ésta sólo puede ser mitigada realizando la labor legal que se tiene mandatada, y ejerciendo la política como una herramienta de diálogo, encuentro, construcción de ideas y trabajo conjunto”, dijo la diputada.

Araceli Saucedo señaló que oficialmente no se conocen las estadísticas totales del número de manifestaciones que se registran en el país, y que superan una por hora en todo el territorio nacional.

Consideró que es frecuente encontrar casos en los que se evidencia falta de habilidad y tino político de las autoridades para atender las diferentes manifestaciones de inconformidad, lo que ha deriva en más movilizaciones y que éstas contengan dosis mayores de enojo.

Señaló que la apuesta por la mano dura, ha hecho que de manera general, las autoridades se aparten de una herramienta fundamental en el ejercicio público y que es la práctica política, en la que mediante el diálogo, los consensos, y el acuerdo se podrían destrabar conflictos y despresurizar las tensiones en los diferentes puntos del territorio nacional.

Hizo mención que el castigo presupuestal que la federación aplica a estados del país han generado diversos conflictos sociales, dejando solos a las autoridades locales, aunado al tema de seguridad en el que la Guardia Nacional debe garantizar mayor coordinación con estados y municipios.

Finalmente, señaló la necesidad de la política nacional se base en la coordinación y en buscar solucionar de fondo los conflictos que existen en las diversas regiones del país.

RMR