Se destaca que en el Norte del país las temperaturas siguen por debajo de los 10 grados (Foto:Twitter @JuanDavid_Met )

Por: Miriam Arvizu

Atenas (Rasainforma.com).- Este martes, la capital griega amaneció cubierta de blanco a causa de una fuerte nevada que cayó durante la noche y madrugada, fenómeno que no se registraba desde el año 2008.

La nieve y el hielo provocaron el corte del tráfico en la carretera periférica de la colina de Licabeto, mientras que las rutas de varias líneas de autobuses fueron modificadas; además el Ayuntamiento de Atenas dio la orden de que todas las escuelas y centros educativos de la capital griega no prestaran sus servicios.

De acuerdo con las autoridades, los albergues nocturnos estarán habilitados hasta el próximo viernes en donde pueden refugiarse cerca de 20 mil personas.

Por su parte la compañía del metro, desde el fin de semana mantiene abiertas toda la noche, cinco estaciones en el Centro de la capital.

Se destaca que en el Norte del país y en varios distritos centrales las temperaturas siguen por debajo de los 10 grados bajo cero, por lo que decenas de carreteras permanecen cerradas en todos los distritos montañosos del país, incluso en los de Creta, uno de los puntos de Europa más cercanos a África.

En el Norte del Mar Egeo los fuertes vientos provocaron la interrupción de los itinerarios de los ferris, las islas de Cefalonia y Zante, en el Mar Jónico, en el oeste de Grecia, sufrieron esta noche inusuales nevadas.

Se espera que las condiciones meteorológicas aminoren a partir del miércoles.