tacos, gym, Los Mamados, negocio, taquería. pandemia, coronavirus
El personal acostumbrado a cargar hasta 50 kilos en brazo, ahora pica cebolla y prepara salsas (Foto Facebook: Los Tacos Mamados)

CDMX (MiMorelia.com).- Debido a la emergencia sanitaria ocasionada por el coronavirus, los gimnasios en todo el país tuvieron que cerrar sus puertas para evitar la propagación del virus, pero ante la crisis que se avecinó después de permanecer cerrados por meses, los dueños de un gym en la Ciudad de México optaron por dejar las rutinas de ejercicio para convertirse en taquería.

El establecimiento conocido como Guerrero Fitness Club dio un giro rotundo al negocio y lo modificaron para ahora ofertar deliciosos tacos.

“La gente que nos conoce dice que ahora queremos subirlos de peso para después bajarlos y cobrarles más”, señala Jaime Rojas, instructor y planchero.

El local se ubica en la colonia Guerrero de la CDMX y fueron los empleados quienes propusieron la idea para cambiar las pesas por los tacos, ya que los dueños habrían anunciado en una junta su imposibilidad de pagar el sueldo de cada uno, por lo que decidieron crear los tacos “Los Mamados”.

“Mis jefes estaban preocupados por seguir apoyándonos. Entonces, entre nosotros, tuvimos la idea de emprender un negocio de comida y dijimos ‘los tacos es algo que siempre jala’”, comentó Eduardo Niño en entrevista con la revista Chilango.

El personal acostumbrado a cargar hasta 50 kilos en brazo, ahora pica cebolla, prepara salsas y ataca la plancha con el mandil puesto.

El gimnasio cerró por mandato oficial el 22 de marzo, sus dueños alcanzaron a pagar un mes de sueldo a todo el personal, sin embargo, al continuar cerrado por más tiempo los problemas financieros comenzaron.

El nuevo negocio  de tacos aporta apenas el 10 por ciento de la cantidad de ingresos que generaba el gimnasio, pero mantiene a flote el entusiasmo de este grupo de hombres.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

#tacoslosmamados

Una publicación compartida por Oscar Mireles (@abriloscar10) el

Por: Redacción/SJS