Los responsables del lugar, han decidido no colaborar con las autoridades y continúan negando las acusaciones (Foto: @magoya2001)

Tailandia (MiMorelia.com/ Dani Morales).- Cuarenta cachorros de tigre, especie en peligro de extinción, fueron hallados muertos en un congelador de un templo budista que operaba como zoológico en Tailandia.

El descubrimiento se dio cuando las autoridades se encontraban trabajando para rescatar a otros felinos que se encontraban aún con vida en el lugar.

El templo ubicado en Kanchanaburi, es un lugar turístico, en el que las personas se pueden tomar fotos con los tigres; sin embargo; desde su apertura en 2001 organizaciones que luchan por los derechos de los animales denunciaron que dicho lugar da sedantes a los animales e incluso es acusado de tráfico ilegal de animales.

Los responsables del lugar, han decidido no colaborar con las autoridades y continúan negando las acusaciones de maltrato y tráfico ilegal.

Actualmente, sólo existen 3,200 ejemplares de este animal en todo el mundo.