Se registra accidente grave en la autopista Pátzcuaro-Lázaro Cárdenas en el km 194+800 del tramo Nueva Italia- Lázaro Cárdenas; maneje con precaución

 

Pequeños encharcamientos en Salida a Pátzcuaro, desde Xangari hasta el puente de la Tenencia Morelos; se recomienda manejar con precaución 

 

Circulación lenta en el Libramiento Sur, desde Casa de Gobierno hasta Salida a Pátzcuaro debido a las lluvias registradas en la capital

 

Circulación a vuelta de rueda por las calles Playa Azul y Manuel Ávila Camacho, enfrente de Indeco hasta llegar a Siervo de la Nación. En sentido contrario no hay problema. 

Hasta 60 años de cárcel, a elementos coludidos con crimen organizado

guardia-nacional
Detalla los procedimientos para el ingreso y permanencia del personal y establece la carrera de la Guardia Nacional (Foto: @SEDENAmx)
Por: Alberto Valderrábano Ciudad de México (Rasainforma.com).- Hasta 60 años de cárcel a elementos de la guardia nacional que se coludan con el crimen organizado establece ley orgánica de la Guardia Nacional, por lo que deberán respetar su integridad y normatividad. Por ejemplo, cuando brinden servicios a la delincuencia organizada, la encubran, lefiltren información, pongan en libertad a criminales o mientan a sus superiores sobre información delincuencial. La insubordinación en servicio también se castigará hasta con 60 años de prisión. Se sancionará con la misma pena a los superiores que por maltrato físico causen la muerte de un subalterno.
LA LEY DE LA GUARDIA NACIONAL LA DEFINE COMO UNA INSTITUCIÓN POLICIAL ARMADA, CIVIL, DISCIPLINADA, PROFESIONAL Y PERMANENTE, CON AUTONOMÍA TÉCNICA, OPERATIVA Y DE MANDO.
Será el secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana el responsable de conducir la actuación de la nueva institución policial y será el titular de su mando originario. La iniciativa aclara que la disciplina será su eje fundamental a través de bases como la obediencia, el honor, la justicia y la moral. En la ley se enumeran las atribuciones y obligaciones de la Guardia Nacional, entre ellas: Colaborar, cuando sea formalmente requerida por autoridades locales y municipales en la protección de la integridad física de las personas, preservación de sus bienes y en situaciones de peligro cuando se vean amenazadas por la violencia. Podrá llevar a cabo operaciones encubiertas, solicitar, previa autorización de un juez, la intervención preventiva de comunicaciones. Detalla los procedimientos para el ingreso y permanencia del personal y establece la carrera de la Guardia Nacional. Se detalla la posesión del armamento con el que podrán contar, establece controles sobre los casos en los que podrán proceder a su uso y advierte que sólo el personal operativo que haya acreditado la evaluación de destreza y de adiestramiento podrá portarlas. La Ley de la Guardia Nacional enlista 35 deberes que tendrá, entre ellos conducir su actuación con dedicación y disciplina, así como con apego al orden jurídico y respeto a los derechos humanos; prestar auxilio a personas amenazadas, abstenerse de infligir o tolerar actos de tortura, tratos crueles, inhumanos o degradantes aun cuando se trate de una orden superior o se argumenten circunstancias especiales como la amenaza a la seguridad pública. Deberán observar un trato respetuoso con todas las personas y desempeñar sus funciones sin aceptar pagos o gratificaciones fuera de la ley y se opondrán a cualquier acto de corrupción.
SUS ELEMENTOS DEBERÁN VELAR POR LA VIDA E INTEGRIDAD FÍSICA DE LAS PERSONAS DETENIDAS.
No podrán embriagarse en el servicio ni asistir uniformados a bares, cantinas, centros de apuestas, juegos o prostíbulos, si no media orden expresa para el desempeña de sus funciones. Sólo se les permitirá hacer uso de la fuerza de manera racional. Cuando autoridades municipales o estatales soliciten su apoyo, deberán aportar los recursos económicos, humanos y materiales para sufragar parcialmente la operación del personal de la Guardia Nacional. Se aclara que, en sus funciones de investigación y combate al delito, la Guardia Nacional actuará bajo el mando y conducción del Ministerio Público de la Federación.