Por: Cristian Ruiz/@crisruizr1

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Del millón 613 mil 858 niños y adolescentes de cero a 17 años que viven en Michoacán –según las últimas cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi)–, alrededor del 43% ha sufrido alguna violación a sus derechos básicos establecidos en la Declaración Universal de los Derechos de los Niños y Adolescentes, como acceso a la salud, vida libre de violencia, a la identidad y acceso a la educación.

Del total de niños y adolescentes que habitan en la entidad, el 49.75% corresponde a mujeres y el 50.25% son varones, cifras que en conjunto representan el 34.5% de la población general en Michoacán, al corte de la encuesta intercensal del Inegi 2015, con actualizaciones realizadas por el Consejo Estatal de Población (Coespo) en abril de 2018.

Respecto a los rangos de edad en la población infantil, ésta está distribuida de la siguiente manera: 445 mil 646 niños de 0 a 4 años; 439 mil 427 de 5 a 9 años; 304 mil 860 de 10 a 14 años y 423,925 de adolescentes entre 15 a 17 años.

El derecho a la salud –contemplado en los Derechos Universales de los Niños y en el artículo 24 de la Convención sobre los Derechos del Niño–, que establece la obligación de los Estados para garantizar al niño el más alto nivel posible de salud y los servicios para el tratamiento de enfermedades y rehabilitación, sería el más vulnerado.

(Foto: Pixaby)

En este sentido, la encuesta intercensal del Inegi de 2015 (que es la más reciente en ese rubro) indica que el 74.03% de los menores michoacanos cuenta con algún tipo de seguro; 28.11%, con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS); el 7.82%, con el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE); el 63.46%, con el Seguro Popular; el 0.39%, en los sistemas de salud de Pemex, Defensa Nacional o Marina; 1.53%, con una institución privada, y 0.79%, en otro tipo de instituciones.

Con estos indicadores, se estima que 25.97% de los menores en Michoacán no cuentan con ningún tipo de seguridad social que les garantice acceso a la salud.

Una garantía primordial que se estableció en la Declaración Universal de los Derechos de los Niños y Adolescentes es el derecho a tener un nombre y una identidad; sin embargo, en la entidad existe un gran porcentaje de niños que fueron registrados hasta cuatro años después de haber nacido y por ello no podían acceder a diversos servicios, por no contar con documentos y nombre registrado conforme a la ley.

De acuerdo con la directora del Sistema Estatal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna), Yolanda Equihua Equihua, de los 97 mil 227 infantes que nacieron en 2016, 21 mil 649 fueron presentados ante el Registro Civil un año después de su nacimiento; 2 mil 776, a los dos años, y mil 500, a los tres años.

(Foto: Cortesía)

“Esta situación es muy grave, porque si no están registrados no existen para el estado y no hay forma de que accedan a servicios como salud y educación, que son importantes en los derechos de los niños”, lamentó.

Busca Sipinna evitar atraso en registro de menores

Debido a que en la entidad hay niños que son registrados hasta cuatro años después de haber nacido, la directora del Sipinna dijo que se está trabajando en la elaboración de un programa que sirva para que los padres hagan el trámite sin preocuparse de los costos que implique.

En entrevista, la funcionaria considera que el hecho de que los recién nacidos no cuenten con una identidad es la más grave violación a sus derechos, pues los hace no poder acceder a la educación ni a la salud, pilares de su desarrollo; por ello, el organismo ha trabajado para que el Registro Civil brinde facilidades para hacer este trámite.

(Foto: Archivo)

“Las cifras que hemos compartido de 2016 son preocupantes; creemos que es importante lograr que cada vez sea menor la cantidad de niños que no son registrados, sobre todo en zonas de difícil acceso”.

Agregó que de manera constante el Sipinna se reúne para ver cómo se encuentran los indicadores de la niñez para poder generar acciones que sirvan para hacer valer sus derechos y lograr que poco a poco disminuyan los indicadores negativos, sobre todo en acceso a salud y exposición a la violencia.

Rezago educativo, otro factor en contra

El derecho a la educación, consagrado en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, al igual que en la Convención sobre los Derechos del Niño, es otro de los derechos fundamentales que debe garantizar el Estado, y de acuerdo con el artículo 28 de la Convención, debe asegurarse por lo menos la educación primaria de manera gratuita y obligatoria a la población menor de 18 años.

En este sentido, el grado promedio de escolaridad en México es de 9.2 años, lo equivalente a nivel secundaria. Mientras que para Michoacán es de 7.9, es decir, hasta prácticamente el segundo año de educación secundaria.

(Foto: Archivo)

A partir de esta información es posible inferir un rezago educativo en la entidad de 1.3 años para alcanzar el total de años de educación secundaria, correspondiente al promedio nacional.

Por lo que toca al porcentaje de asistencia escolar en población de 5 a 17 años en la entidad, es de 89.4%, es decir, que el 10.6% de la población infantil no estudia.

Violencia, un flagelo

En cuanto al derecho a una vida libre de violencia, el Sistema Estatal de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes y el Sistema Integral para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) estiman que el 43% de los menores sufren o sufrieron algún tipo de violencia.

Entre los tipos de violencia detectado en contra de la niñez, en primer lugar se encuentra la violencia física, donde el 70% ha sido por uno de los padres, y la segunda es la violencia psicológica, ya sea causada por familiares o por terceros.

(Foto: Pixaby)

Solamente en el primer trimestre del año, la Fiscalía General del Estado (FGE) atendió a 122 menores de 12 años víctimas de algún delito; de ellos, la atención de 38 fue por abuso sexual; 11, por lesiones en razón de parentesco; 24 por violación, y 49, por violencia familiar.

En cuanto a los niños que se encuentran en el DIF Michoacán por ser víctimas de violencia o abandono de su cuidado en el primer trimestre del año, van 26; mientras que el año pasado, en el mismo periodo, fueron 60.

Urgente, atender la violencia infantil: DIF

La directora general del sistema DIF Michoacán, Rocío Beamonte Romero, reconoció que uno de los retos más importantes en cuanto a la defensa de la niñez en la entidad es la prevención de la violencia.

Cuestionada sobre la cifras de violencia infantil que tiene el Sipinna, la funcionaria dijo que, en primera instancia, se ha identificado que las adicciones al alcohol o drogas, en alguno de los padres del menor, han sido un factor detonante para agredir a sus hijos.

“El tema de las adiciones nos ha llevado a que maltraten mucho a los niños, niñas y adolescentes; de hecho, es la primera causa por la que nos los trae la Fiscalía del Estado; muchos de estos casos presentan un grado de abandono en sus cuidados”.

Afirmó que esta situación debe trabajarse tanto con la Fiscalía General del Estado como con la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM) para atender de manera integral el impacto de la violencia en el menor y, sobre todo, generar acciones para evitar que las familias sean separadas.

“Estamos trabajando con la Fiscalía para generar una red familiar, es decir, que los tíos o abuelos de infantes que viven violencia los puedan acoger, porque lamentablemente los papás siguen siendo los principales generadores de violencia hacia los niños”.

El principal tipo de violencia que reciben los menores es la física, por parte de alguno de los padres, y en segundo lugar la psicológica, en la que puede estar relacionado un padre, familiar o una persona externa a su ambiente fraternal.

Reconoció que Tierra Caliente y la Meseta Purépecha son las regiones donde los índices de violencia hacia los infantes son más altos, y es donde deben sumarse los esfuerzos de las dependencias de gobierno enfocadas al desarrollo de los niños y adolescentes.

 

Datos

En Michoacán existen alrededor de un millón 613 mil 858 niños y adolescentes de entre cero y 17 años, lo que equivale al 34.5% de la población estatal

Sólo el 74.03% tiene acceso a algún servicio de salud público

El Sipinna estima que el 43% de los menores en el estado ha sufrido algún tipo de violencia por uno de los padres o familiares cercanos

En el primer trimestre del presente año el DIF tuvo en resguardo a 26 menores por sufrir violencia en sus hogares

El 89.4% de los menores en Michoacán tiene acceso a la educación

En la entidad hay niños que son registrados hasta cuatro años después de su nacimiento

Cita destacada
“Estamos trabajando con la Fiscalía para generar una red familiar, es decir, que los tíos o abuelos de infantes que viven violencia los puedan acoger porque, lamentablemente, los papás siguen siendo los principales generadores de violencia hacia los niños”. Rocío Beamonte Romero, directora del DIF Michoacán.

CA