drogas, pastillas, adicto
El sacerdote comentó que hay estudios que estiman que el 10 por ciento de la población a nivel mundial consume algún tipo de droga (Foto ilustrativa: pixabay)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- A través de los dos centros de rehabilitación que administra la Arquidiócesis de Morelia, actualmente se atienden 84 personas para poder ayudarlos a desintoxicación y con acompañamiento psicológico, indicó el padre Juan Pablo Vargas.

En conferencia de prensa virtual, el sacerdote compartió que en los dos centros de rehabilitación que tienen para la atención a personas con algún problema de adicción, actualmente atienden a 49 personas en la tenencia de Jesús del Monte de Morelia y a 35 en el centro del Divino Niño, en el que normalmente reciben a ciudadanos de escasos recursos o familias que pueden aportar en el tema de la manutención.

En ese sentido, el padre adelantó que también está el proyecto de instalar un gran centro de desintoxicación en Morelia en el que se atenderán con médicos y psicólogos a personas que llevaban consumiendo varios días alcohol o drogas duras, para reincorporarse a su vida ordinaria, según el tiempo que requiera.

En cambio, precisó, en los centro de rehabilitación implica la desintoxicación, además de acompañamiento psicológico, espiritual y comunitario, con sesiones de AA, diálogo espiritual y misa santa, por ejemplo; en un proceso de cinco meses, en el que la comunicación con la familia es reducida los primeros dos meses.

El sacerdote comentó que hay estudios que estiman que el 10 por ciento de la población a nivel mundial consume algún tipo de droga, por lo que de aplicarse esa estadística en Morelia con un millón de habitantes, “podrían hablarse de 100 mil personas que consumen un tipo de droga”.

Abundó que solo en su parroquia si se aplicará esa estimación, de los 11 mil 500 personas que habitan en la zona, habría más de mil consumiendo drogas.

Por ello, recalcó en la importancia de que las autoridades eclesiásticas también se involucren y habiliten este tipo de programas, como los centros de rehabilitación, para atender esta problemática.

Por: Josimar Lara/SJS