recursos a la salud
El problema es que no existe claridad sobre los recursos y las políticas que llenan el vacío dejado con la desaparición del seguro popular, señaló (Foto Cortesía)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Existe una gran incertidumbre en los Estados sobre la disponibilidad de recursos federales en materia de salud para el 2021, reconoció el diputado Norberto Antonio Martínez Soto, presidente de la Comisión de Programación, Presupuesto y Cuenta Pública en la LXXIV Legislatura del Congreso del Estado.

El diputado integrante del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, refirió que en la propuesta del Gobierno Federal del presupuesto de egresos para el ejercicio fiscal 2021, los Convenios de Descentralización y Reasignación, presentan una disminución del 23.1 por ciento en términos reales al registrar una caída de 25 mil 868.5 millones de pesos para ubicarse en 100 mil 693.0 millones.

Agregó además que el recorte más representativo es la desaparición de los recursos federalizados asignados a la Protección Social en Salud por la transformación del Seguro Popular al Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI), componente que en 2020 presentó un monto de 72 mil 538.4 millones de pesos y ahora queda en ceros.

“El problema es que no existe claridad sobre los recursos y las políticas que llenan el vacío dejado con la desaparición del seguro popular, lo que en el caso de las Entidades Federativas representa una enorme preocupación debido a la complejidad de las necesidades en materia de salud que además están agravadas debido a la crisis sanitaria por la que atravesamos”.

El legislador por el Distrito de Hidalgo agregó que la federación ha argumentado un nuevo enfoque en materia de salud para el país, y que a ello obedecen los ajustes presupuestales en la materia, sin embargo, no existe claridad sobre ello, y en términos reales el paquete económico no evidencia la salud como prioridad federal.

Tony Martínez Soto refirió que los mayores incrementos previstos en el presupuesto federal del próximo año son en materia de transporte para dar continuidad al proyecto presidencial del Tren Maya, con un alza del 74 por ciento; la coordinación de sus políticas de gobierno con un 31.6 por ciento; el cubrir adeudos de ejercicios fiscales anteriores (ADEFAS) con un 30 por ciento; y sus programas sociales, que suben en un ocho por ciento.

Boletín/PO