Por: Alberto Valderrábano
Coahuila, Coahuila (Rasainforma.com).- Rubén Moreira, gobernador de Coahuila, y el exgobernador del estado, Humberto Moreira, negaron cualquier vínculo con el cártel de Los Zetas, como lo estableció un estudio publicado por la Clínica de Derechos Humanos de la Universidad de Texas.
Los hermanos Moreira por separado, calificaron como mentiras los datos que contiene el estudio con base en testimonios de integrantes de dicho grupo delictivo que son enjuiciados en Estados Unidos.
Rubén Moreira cuestionó la información del estudio publicado y refirió que tampoco incluyeron la información que puede proporcionarles su administración, por lo que incluso señaló que contiene varias “inexactitudes”.
“Mi administración nunca ha tenido vínculos con la delincuencia y prueba de ello es la disminución de la violencia. Es muy lamentable que no sea objetiva la publicación, que no hayan buscado las versiones del gobierno del estado”, aseveró al declarar lo anterior durante una gira de trabajo por el municipio de Torreón.
El gobernador de Coahuila, resaltó que lo que preocupa sobre dicho estudio es que genere una imagen errónea sobre la entidad.
En tanto Humberto Moreira calificó como falsas las imputaciones en su contra respecto a que recibía sobornos de Los Zetas durante su gestión como gobernador y reprochó que el estudio de la Universidad de Texas se base en la misma fuente, Rodrigo Humberto Uribe Tapia.
Señaló que ya basta de que lo quieran relacionar con las personas que asesinaron a su hijo en el 2012.
Humberto Moreira Valdéz aseguró que existe una intención de perjudicarlo y causar daños irreversibles a su persona y a su familia, por lo que anunció que emprenderá las acciones necesarias de carácter civil y penal en contra de quien socavan sus derechos.
Apuntó que se necesita una investigación seria para determinar quién gratuitamente lo ataca, porque debe probar las acusaciones y no hacerle caso a una persona como Rodrigo Humberto Uribe Tapia, a quien dice no conocer y de lo único que sabe de él es que salió en un talk show como panelista del programa “Caso Cerrado”, donde contó su vida de “exsicario”.