La tecnología ha avanzado tanto que el uso de herramientas manuales ha sido desplazado hasta realizar labores más simples (foto:Cortesía)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com/Redacción).- El uso de herramientas eléctricas se ha extendido en los últimos tiempos por dos sencillas razones: rapidez y precisión. La tecnología ha avanzado tanto que el uso de herramientas manuales ha sido desplazado hasta realizar labores más simples. No obstante, siguen siendo las más usadas.

¿Qué ventajas presentan las herramientas eléctricas frente a las manuales? Como lo señalamos previamente, la velocidad es una característica inherente a las herramientas eléctricas. En cuestión de horas o minutos podemos realizar una labor doméstica o de trabajo que nos demandaría varias horas o hasta días si solo usamos las herramientas manuales.

Pero de nada valdría tener una herramienta que haga el trabajo rápido si no lo hace bien. Por ello se complementa con la precisión que ofrecen. Es el complemento perfecto, así obtenemos grandes resultados y en un corto tiempo.

Así por ejemplo tenemos a los desarmadores eléctricos, que facilitan las labores de casa y trabajo. Sus ventajas frente a uno manual son muchas, más allá de que actualmente los desarmadores eléctricos tienen funciones adicionales como las de atornillar, son herramientas muy potentes.

Otra de las ventajas es la seguridad. Las herramientas eléctricas presentan diferentes manuales y guías que nos ayudan a usarlas correctamente, y evitar así accidentes laborales. Aún así, depende del trabajador cómo las use, y las cuide para que tengan un mayor periodo de vida útil. Lo principal es garantizar la seguridad de quien las usa.

Las herramientas eléctricas son fáciles de usar, y han llegado al mercado a facilitar la vida de quienes las requieran. Sin embargo, así como tienen numerosas ventajas también presentan ciertas desventajas frente a las clásicas herramientas manuales.

Por ejemplo, el uso de la electricidad. Este tipo de artilugios demandan una considerable cantidad de energía eléctrica, por lo que el recibo de luz podría aumentar de manera significativa. Además, su uso se limita al uso de corriente, por lo que en caso de que ocurra algún suceso inesperado y haya un corte de luz, su uso será inútil.

Con el transcurso del tiempo y la evolución de la tecnología, los instrumentos eléctricos han buscado superar este obstáculo con el uso de batería. Si bien hay algunos que permiten varias horas de duración, por lo general esto dependerá de la potencia que tengan y el uso que se le dé.

Un beneficio es que cada vez incluyen nuevas funciones y se tornan más completas. Su uso se vuelve más especializado, eso sí, requieren más cuidados para funcionar adecuadamente. Algunas incorporan motores y cambios de energía, es recomendable que cada cierto periodo un especialista verifique su funcionalidad.

Por otra parte, nos permiten realizar trabajos que resultan imposibles con herramientas manuales. Inclusive, hay instrumentos electrónicos que no cuentan con un equivalente manual, como por ejemplo el martillo mecánico.

Si en casa son seguidores del bricolaje o tienen pensado iniciar un negocio siguiendo esta tendencia, las herramientas eléctricas serán la mejor opción. Ya que aumentarán la eficiencia de los trabajos o en caso de ser una empresa, la productividad de los trabajadores.

Las ventajas que obtenemos con el uso de herramientas eléctricas compensa la inversión realizada, y las medidas de seguridad que incorporan ayudan a prevenir accidentes y a proteger a la principal herramienta de trabajo: el hombre.

fgmm