La fauna como osos polares y ballenas se ha visto afectada (Foto Twitter: @mambientalistac)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Según imágenes del satélite Sentinel-2 de Copérnicus, entre junio y julio de este año un gran bloque de hielo Ártico se desgajó y formó una serie de icebergs, esto debido al deshielo provocado por el calentamiento global.

Organizaciones piden adoptar medidas para reducir las emisiones a la atmósfera y así reducir el calentamiento global que provoca la pérdida del hielo marino y a su vez causa estragos en todo el planeta como altas temperaturas.

La capa de hielo marino que alguna vez fue sólida, actualmente se ha reducido a mínimos y se espera que el aumento de la afectación continúe el resto del año; en cuatro décadas de registro ésta es la mayor extensión de deshielo en el Ártico.

Por ello, a medida que el cambio climático se profundiza, es poco probable que el hielo marino vuelva a cotas anteriores, según científicos.

(Foto: pixabay.com)

“No hemos vuelto en absoluto a los niveles de hace 30 o 40 años”, dijo Julienne Stroeve, climatóloga del Centro Nacional de Datos de Hielo y Nieve en Boulder, Colorado.

Según la climatóloga los mínimos registrados por la capa de hielo marina, son ahora 31 por ciento más bajos que en la década posterior a 1979, cuando las se les dio seguimiento satelital, y de los informes satelitales se sabe que el hielo perdió por lo menos, dos tercios de su volumen.

Sin embargo, el deshielo también trajo otros problemas a la región, pues la fauna como osos polares pingüinos, ballenas, entre otros, se ha visto afectada.

“Podríamos encontrar que en el Ártico habrá ganadores y perdedores (…) ciertamente, otras especies no podrán sobrevivir”.

(Foto: pixabay.com)
Cabe señalar que los bloques de hielo son reemplazados por parches de agua oscura que absorben la radiación solar en vez de reflejarla fuera de la atmósfera, esto debido al deshielo, y provoca que el Ártico se caliente más del doble de rápido que el resto del mundo.

Además, la aparición de periodos más largos de lluvia y muy pocos de nieve, provoca que el hielo se derrita a mayor medida, por lo tanto, esto aporta a un nuevo cambio climatológico en aquella región del planeta.

Con información de medios

Por: Redacción/E