(Foto: Archivo)

Por: Ibeth Cruz/@ibethcrux

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Contrario lo que señalan los reportes oficiales, Blanca Yolanda Quintero Sánchez, madre de uno de los dos jóvenes uruapenses detenidos en China, aseguró que ninguno de sus hijos ha consumido bebidas embriagantes en su vida, por lo que no se encontraban en estado etílico cuando se vieron envueltos en una riña con una persona de la tercera edad en ese país.

Blanca Yolanda Quintero Sánchez (Foto: captura de pantalla)

En entrevista exclusiva, Blanca Yolanda Quintero relató que sus hijos viajaron al país oriental con intenciones de impartir el idioma inglés con una empresa, la cual, presuntamente les engañó y ahora ha metido a los jóvenes en un problema legal con las autoridades chinas que les impide regresar al estado.

“Ellos viajaron en febrero, en marzo les dijeron que tenían que someterse a una capacitación y tenían que moverse a Beijing en donde los hospedaron en una bodega. El primero de abril salieron a cenar y cuando regresaron, uno de los señores que los estaba cuidando, de unos 65 años de edad, les dijo que ya no podían ya entrar, entonces empezó a aventar a mis hijos y uno de ellos reaccionó a los golpes que le estaban dando, pero al final se pidieron disculpas y el señor les dijo que no había problema, pero al día siguiente puso la denuncia”.

Diego Jonathan Fernández Quintero de 19 años y  Alejandro Fernández Quintero de 26 años, estudiante y arquitecto, respectivamente, no han podido regresar a Michoacán dada la situación en la que se encuentran, es por ello, que la señora Quintero Sánchez remitió el pasado 6 de septiembre un documento a la oficina del Gobernador del Estado para hacerle de su conocimiento de la situación que viven estos jóvenes.

El escrito jamás llegó al mandatario estatal, es por ello que el pasado miércoles la madre de los jóvenes supo de la reunión que Adrián López Solís realizaba en el municipio de Uruapan con alcaldes de la región y acudió para personalmente suplirle su intervención en el caso.

“Ayer me reuní con él y con el secretario del Migrante, los dos me prometieron que me van a regresar a mis hijos, no sé cómo le van a hacer si van a pagar la reparación del daño que exigen los familiares de este señor que son 450 mil pesos o si van a ayudarme con el abogado, pero yo confío en que ellos harán todo lo que sea necesario para devolverme a mis hijos”, relató mientras su voz se entrecortaba por la desesperación que vive desde hacer seis meses.

La señora Quintero Sánchez, se dijo desesperada por la imposibilidad de estar cerca de sus hijos, principalmente de Diego Jonathan quien fue encarcelado desde hace dos meses y no cuenta con recursos para pagar un abogado, un traductor, así como hacer frente a la medida de reparación de daño que le han impuesto las autoridades chinas por 450 mil pesos que serían entregados a los familiares del hombre que los denunció.

Sin una fecha para que el Gobierno del Estado vuelva a reunirse con la madre de los jóvenes, Blanca Yolanda esperó que la gira de trabajo que Silvano Aureoles realiza en China hasta este día, resulte productiva también para ella y sus hijos, ya que el gobernador ha aprovechado su estancia en el país oriental para revisar la situación de los uruapenses.

“Yo espero que sea muy pronto que los vuelva a ver y agradezco infinitamente la difusión que se ha dado mi caso y la atención que he recibido del Gobierno del Estado”, concluyó.

CA