Los hechos ocurrieron alrededor de las 21:00 horas de ayer martes (Foto: MiMorelia.com)

Acuitzio del Canje, Michoacán (MiMorelia.com/RED113).- Hombres armados interceptaron la patrulla en la que viajaba el director de Seguridad Pública de Acuitzio del Canje, David Hernández Pérez, a quien intentaron bajar, sin embargo el funcionario y sus escoltas accionaron sus armas de cargo tras ello consiguieron detener a los presuntos delincuentes, trascendió en la cobertura de la noticia.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 21:00 horas de ayer martes en pleno Centro de Acuitzio del Canje. De inmediato el servidor público y sus elementos solicitaron apoyo a oficiales de otros municipios, fue de esa manera que acudieron uniformados de la Policía de Morelia, Huiramba, Lagunillas, personal de Policía de Michoacán y policías ministeriales.

En el violento evento fueron arrestados cuatro civiles e igual número de armas de fuego, además de dos camionetas que utilizaban los ahora indiciados, las cuales son: Una Ford Ranger, color negro, sin matrícula y calcomanía de la UDC 92870, y una Toyota Tacoma, color blanco, lámina guanajuatense GP90937.

Las identidades de los imputados no fueron proporcionadas y se supo que quedaron a disposición de la Procuraduría General de la República (PGR). Según datos obtenidos a través de fuentes allegadas a las autoridades, David Hernández circulaba a bordo de su patrulla, pero en determinado momento le cerraron el paso los supuestos rufianes, quienes le apuntaron con las armas y le gritaron que descendiera de la unidad.

No obstante, el mando de Acuitzio y sus muchachos reaccionaron oportunamente, desarmaron a los individuos y los capturaron. Se dijo que hubo detonaciones durante este suceso, asunto que será investigado por las instancias competentes, las cuales deslindarán responsabilidades.

Cuando este medio efectuaba su labor reporteril, los uniformados de la Policía Michoacán (patrulla 3361) les impidieron tomar fotografías y argumentaron que era por orden del director de Seguridad Pública de Michoacán, Fidel Ortiz Barragán, quien se enojaba y luego los regañaba.

No es raro que tal servidor público y sus subordinados intenten complicar el trabajo de la prensa, pues en otras ocasiones también lo ha hecho, no es posible que los policías continúen pretendiendo ocultar casos de esta índole.