La Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) de la ONU considera que las carreras relacionadas con la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés) son los empleos del futuro (Foto: Pixaby)

Ciudad de México (MiMorelia.com/Redacción).- Como cada cuarto jueves de abril, este 25 se conmemora el Día Internacional de las Niñas en las TIC, idea que surgió de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), pero, ¿por qué se celebra?

Esta celebración surgió del organismo de Naciones Unidas especializado en telecomunicaciones para impulsar y reconocer la labor de las mujeres en las tecnologías de la información y comunicación (TIC) con el objetivo de impulsar, dar a conocer y reducir la brecha digital de genero.

Desde 2010, el cuarto jueves de abril se recuerda que el objetivo de esa conmemoración establecida a iniciativa de los países integrantes de la UIT, es impulsar la creación de un entorno mundial que empodere a niñas y mujeres jóvenes y las aliente a considerar una vida profesional en el campo creciente de las carreras técnicas, para lo cual resulta indispensable erradicar los estereotipos y prejuicios en torno de que la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas son ámbitos preferentemente masculinos.

En México, de acuerdo con la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), en el ciclo 2017-2018, de las 5,564 personas inscritas en carreras vinculadas con las TIC, 1,613 son mujeres. La brecha se ha reducido desde el ciclo 2015-2016, cuando las mujeres participaban con 27% del total de alumnos matriculados en posgrados de TIC.

La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) estima que, de lograr reducir la brecha de género en la participación laboral para 2040, la tasa anual promedio proyectada del Producto Interno Bruto (PIB) per cápita de México incrementaría alrededor de 0.16%.

La Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) de la ONU considera que las carreras relacionadas con la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés) son los empleos del futuro, de ahí que garantizar que las niñas y las mujeres tengan igualdad de acceso a la educación en materia de TIC es imprescindible desde el punto de vista de los derechos humanos, la ciencia y el desarrollo.

La igualdad de género en ese ámbito contribuirá a que las personas menores de edad y jóvenes de ambos géneros adquieran capacidades y tengan las mismas oportunidades de contribuir al desarrollo de avances tecnológicos y el aprovechamiento de los mismos.

CA