El instrumento VIIRS, detectó un sistema de baja presión que arremolinó el humo en la atmósfera sobre Alaska (Foto: NASA)

Siberia (MiMorelia.com).- Debido a los colosales incendios forestales registrados en Siberia, el humo de estos se dirige hacia Estados Unidos y Canadá.

La semana pasada, el instrumento VIIRS (Visible Infrared Imaging Radiometer Suite) a bordo del satélite Suomi-NPP de la NASA-NOAA, detectó un sistema de baja presión que arremolinó el humo en la atmósfera sobre Alaska.

El instrumento VIIRS, permite un monitoreo ambiental y operacional, así como el pronóstico numérico del clima, con 22 imágenes y bandas radiométricas las cuales proporcionan registros de datos del sensor y logran más de 20 registros de datos ambientales, de los cuales se enlistan en nubes, temperatura de la superficie del mar, color del océano, viento polar, fracción de vegetaciones, aerosol, fuego, nieve y hielo, así como vegetación y otros registros.

Cabe mencionar que, se calcula que por lo menos en lo que va del año 2020, en Rusia ardieron unos 19 millones de hectáreas.

El humo de los actuales incendios ya cruzó el Mar de Bering y llegó a Alaska, se prevé que pronto alcance Canadá y Estados Unidos.

Desde el 2019, los incendios en Siberia fueron críticos debido a las altas temperaturas que se presentaron, este 2020 no ha sido diferente, la ola de calor comenzó desde enero de este año; satélites de la NASA detectaron el humo que desprende el fuego a 5 mil kilómetros de distancia, en Alaska, los actuales incendios.

A pesar de que Siberia registra las temperaturas más frías del invierno en el Hemisferio norte, durante el 2019 y 2020 ha rebasado los 30°C en varias ocasiones, incluso el 20 de junio se rompió un récord histórico al presentar los 38°C en la región de Verkhoyansk, que es conocida es como “el polo del frío”.

“Los eventos climáticos extremos tienen profundo impacto en todas partes; las naves espaciales JPSS siempre están de guardia para proporcionar los conocimientos necesarios en nuestras comunidades locales, ayudando al mundo todos los días”, comentó Matt Ritsko, miembro del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA.

Por: Redacción/E