Cerdos
El virus G4 ha mostrado un fuerte aumento desde 2016 (Foto: Pixabay.com)

China (MiMorelia.com).- Por si al mundo le faltara una nueva preocupación, un grupo de científicos chinos identificaron una nueva cepa del virus de la gripe que tiene «potencial pandémico», según lo revelaron en un artículo publicado en la revista PNAS (Procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos).

Señalan que se trata de un virus presente en cerdos y que puede saltar con relativa facilidad a los humanos; «La vigilancia de los virus de la gripe en los cerdos es una medida clave para prevenir la aparición de la próxima gripe pandémica», señalan.

Es de recordar que los cerdos se consideran anfitriones importantes o «recipientes de mezcla» para la generación de virus de influenza pandémica.

Nombrado virus G4 EA H1N1, este virus desciende genéticamente de la cepa H1N1, cepa también conocida como Influenza que llegó a México en 2009, y que causó la muerte de cientos de miles de personas en el mundo.

Según el informe ésta tiene una combinación única de tres linajes, lo que la hace diferente a sus antecesoras: uno similar a las cepas encontradas en aves europeas y asiáticas, la cepa H1N1 que causó la pandemia de 2009 y una H1N1 norteamericana que tiene genes de los virus de la gripe aviar, humana y porcina.

Resaltan que la vigilancia sistemática de los virus de la influenza en los cerdos es esencial para la alerta temprana y la preparación para la «próxima pandemia potencial».

«Los virus G4 se unen a receptores de tipo humano, producen virus de progenie mucho más altos en las células epiteliales de las vías respiratorias humanas y muestran una infectividad eficiente y transmisión de aerosoles en hurones», reza el texto. 

 Dan a conocer que de 2016 a 2018 se tomaron un total de 338 muestras serológicas a trabajadores de 15 granjas porcinas. El resultado fue que el 10.4 % de la muestra tenía anticuerpos del virus G4 EA H1N1, siendo mayor esta tasa entre los participantes con edades comprendidas entre 18 y 35 años, con un 20.5 %, lo que indica que el virus adquirió una mayor infectividad humana.

Dicha infectividad aumenta en gran medida la oportunidad de adaptación de virus en humanos y genera preocupación por la posible generación de virus pandémicos.

A su vez, Martha Nelson, bióloga evolutiva del Centro Internacional Fogarty de los Institutos Nacionales de Estados Unidos, dijo que «la probabilidad de que esta variante en particular cause una pandemia es baja».

La investigadora estudia los virus de la influenza porcina en Estados Unidos y su propagación a los humanos, pero  señala que nadie sabía acerca de la cepa pandémica H1N1, que saltó de los cerdos a las personas, hasta que aparecieron los primeros casos humanos en 2009.

«La influenza puede sorprendernos», dijo, «y existe el riesgo de que descuidemos la influenza y otras amenazas en este momento» de Covid-19.

Si bien Nelson cree que el predominio de G4 en su análisis es un hallazgo interesante, dice que es difícil saber si su propagación es un problema creciente, dado el tamaño de muestra relativamente pequeño.

Con información de sciencemag.org y pnas.org

Redacción/rmr