Por: Polette Medina

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Una nueva indicación sorprendió a los fieles católicos este martes; el papa Francisco dio instrucciones a nombre de la iglesia católica de cómo conservar las cenizas de los fallecidos en las que indica que no deben conservarse en casa, tampoco tenerlas en joyería u objetos personales, ni esparcir en la naturaleza como muchas personas lo hacen o lo han hecho en los últimos años, ya que el incumplimiento de esta medida puede suponer la negación del funeral al fallecido.

“Siguiendo la antiquísima tradición cristiana, la Iglesia recomienda insistentemente que los cuerpos de los difuntos sean sepultados en los cementerios u otros lugares sagrados”, se lee en la Instrucción Ad resurgendum cum Christo, acerca de la sepultura de los difuntos y la conservación de las cenizas en caso de cremación, redactada por la Congregación de la Doctrina de la Fe y que fue aprobada por el Papa en el mes de marzo de este año.

Hace unas semanas se hizo viral una nueva forma de conservar las cenizas de los difuntos convirtiéndolas en tierra para plantar un árbol. Se trata de una urna que está hecha de un anillo de cerámica con los detalles de la persona muerta, un contenedor de corcho y un corcho que sella. Los familiares pueden poner las cenizas del difunto en la urna y llevarla a casa junto con un árbol de cerezo en una maceta biodegradable. A muchos les encantó la idea pero al parecer esta manera también está prohibida por la Iglesia católica.

En conclusión, si sigues fielmente la ideología y religión al pie de la letra, solo podrás conservar las cenizas de tus seres queridos en el panteón o en una urna especial dentro de un lugar establecido por la Iglesia.

Puedes leer el documento aquí: http://estaticos.elmundo.es/documentos/2016/10/25/cenizas.pdf