sacerdote
Las circunscripciones afectadas son: Arquidiócesis de Puebla, de Morelia, de México, de San Luís Potosí, de Toluca, de Tlalnepantla, entre otras (Foto: Fb/arquimorelia)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Desde que inició la pandemia por el Covid-19 hasta el 31 de octubre del presente año, han fallecido por complicaciones asociadas al virus: un obispo, 97 sacerdotes, 8 diáconos y cinco religiosas en México, para un total de 111 víctimas mortales.

La Arquidiócesis más afectada es la de Puebla, con 13 fallecimientos; y le siguen las Arquidiócesis de Morelia y México con 5 casos cada una.
(Foto: captura de pantalla)

En el caso de la Arquidiócesis de Morelia, las pérdidas corresponden a los presbíteros, Carlos López Aceves, Víctor Ramírez Aguilar (MSP), Alfonso Espino García, Mario Nieto Castro, y, Martín Bernal Heredia.

Según el 11º reporte emitido por la unidad de investigación del Centro Católico Multimedial, entre el 8 y el 31 de octubre, la situación de la Iglesia estuvo marcada por un incremento en los contagios y de muertes que permanecieron constantes.

Advierte que, de prevalecer el ritmo de la pandemia, “la Iglesia de México podría lamentar un repunte en el número de clérigos y ministros contagiados, haciendo un pronóstico nada optimista en cuanto al aumento en el índice de letalidad del covid-19”.

Reporta que, en ese mismo periodo, dos canónigos del cabildo de la Basílica de Guadalupe en la Ciudad de México, los exrectores Diego Monroy Ponce y Enrique Glennie Graue, dieron positivo al Covid-19.

(Foto: captura de pantalla)

Además, se hizo público el contagio que padecieron prelados del Episcopado Mexicano, entre los que destacan los casos de los obispos de Saltillo, Raúl Vera López, de Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza; y, el arzobispo de Tulancingo, Domingo Díaz Martínez. Falleció el obispo emérito de Tehuantepec, Arturo Lona Reyes.

En contraste con el que le antecede, en este 11º reporte se informa la primera muerte de un obispo, 5 nuevos fallecimientos de sacerdotes, un diácono y una religiosa, de los cuales ninguno prestaba su ministerio en Michoacán.

Por: Sayra Casillas/E