Mientras eran llevados, rezaban (Foto: @HelenaVillarRT)

Por: Ariana Castellanos

Ciudad de México (Rasainforma.com).- La iglesia católica condenó la detención de religiosos que se manifestaban contra las políticas migratorias implementadas en la frontera con México por parte del gobierno de Estados Unidos.

El pasado 18 de julio se llevó a cabo una manifestación en el Senado de ese país, organizada por distintas conferencias religiosas, donde varios de los participantes portaban fotografías de niños migrantes que han muerto en las instalaciones de custodia del gobierno federal.

En la rotonda del Senado, algunas personas yacían en el suelo formando una cruz humana y a coro cantaron los nombres de las pequeñas víctimas: “Darlyn, Jakelin, Felipe, Juan, Wilmer, Carlos”.

(Foto: Vatican News)

La policía tuvo que intervenir arrestándolos mientras estaban en el suelo y cantaban. Junto con ellos terminaron esposados, religiosas, miembros de parroquias y otros líderes católicos; mientras eran sacados del lugar rezaban el Ave María.

Un total de 70 personas fueron arrestadas, entre ellas la hermana Pat Murphy, una monja de noventa años que trabaja con migrantes y refugiados en Chicago y que ha estado organizando vigilias de oración semanales todos los viernes frente a la agencia de migración durante 13 años. “El tratamiento de los migrantes debería indignar a toda la gente de fe”, reiteró la hermana Pat.

La manifestación del jueves es sólo una de las muchas que han tenido lugar en varias ciudades del país desde el pasado sábado,y es que el anuncio de las redadas de agentes de inmigración ha movilizado a cientos de personas de todos los credos, quienes hacen un llamado a un cambio radical en las leyes de migración y a poner fin a la detención de migrantes.

Señalan que las imágenes de niños inmigrantes, separados de sus familias y detenidos en jaulas insalubres, han indignado a la nación.