adulto, diagnóstico , osteoporosis , 
El 20 de octubre se celebra el “Día Mundial de la Osteoporosis” (Foto Cortesía)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- La Secretaría de Salud de Michoacán (SSM), realiza acciones preventivas para el diagnóstico y tratamiento oportuno de la osteoporosis y las enfermedades óseas metabólicas.

En el marco del “Día Mundial de la Osteoporosis”, a celebrarse el 20 de octubre de cada año, la SSM concientiza a los adultos mayores sobre la importancia de prevenir este padecimiento que pone en riesgo su calidad de vida.

La osteoporosis es una enfermedad caracterizada por la disminución de la densidad mineral dentro del hueso que altera la microestructura, convirtiéndolo en poroso; cuando se prolonga a lo largo de mucho tiempo los huesos van perdiendo progresivamente sustancia, provocando fragilidad y aumentando la posibilidad de que se produzcan fracturas.

Las fracturas más comunes asociadas a la osteoporosis son las de muñeca, columna y cadera; la incidencia de estas últimas dos se incrementan con la edad. Además de la genética, este padecimiento se ve determinado por la nutrición, la actividad física y el estado hormonal durante el crecimiento y desarrollo.

Algunas de las personas más propensas a padecerla son aquellos de tez blanca, baja estatura, sexo femenino, menopausia precoz, sedentarismo, tabaquismo, consumo de alcohol, consumo de algunos medicamentos como hormona tiroidea, corticoides, anticoagulantes, ingesta exagerada de café; aquellas que padecen déficit de estrógenos, que sufren falta de menstruación, la anorexia nerviosa, algunas enfermedades como el hiperparatiroidismo, hipertiroidismo, hiperprolactinemia, insuficiencia renal crónica, por mencionar algunas.

adulto, diagnóstico , osteoporosis , 
(Foto Cortesía)

Si presenta más de uno de estos factores de riesgo, es importante acudir al médico para que le realicen una densitometría ósea y radiografías, donde se determinará el grado de pérdida en un comienzo de osteopenia y luego de osteoporosis.

Por ello, es importante una dieta rica en calcio y vitamina D y productos lácteos, los cuales tienen mayor fuente de aportes de calcio, fósforo y proteínas. Otras son los vegetales y hortalizas de hojas verdes (berro, rúcula y radicheta), los pescados pequeños, que se ingieren con espinas y los envasados en conservas.

Boletín/PO