_bebe_abandonado-adopcion
El Código Penal para el Estado establece para la omisión de cuidado una pena de tres a seis años de prisión (Foto: Cortesía)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- El bebé que fue abandonado esta mañana en el exterior de un hogar domiciliado en la colonia San Isidro Itzícuaro, de Morelia, recibe atención médica en el Hospital Infantil “Eva Sámano de López Mateos”, en esta ciudad capital.

Paralelo a los cuidados que recibe el menor, la Fiscalía General del Estado (FGE), a través del área especializada en Violencia Familiar y de Género, abrió una carpeta de investigación, toda vez que con el abandono del pequeño se constituyó el presunto delito de omisión de cuidado.

Según información proporcionada por fuentes del Ayuntamiento local, una vez que la FGE tuvo conocimiento del caso, investigará el origen y paradero de sus padres o tutores, e intervendrá el Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia, para resguardar al menor, en tanto se resuelve su situación.

Y es que a pesar de que han surgido, sobre todo en redes sociales, personas interesadas en brindarle apoyo e incluso adoptarlo, primero tendrá que desahogarse todo el proceso legal para establecer si el pequeño queda bajo custodia de algún familiar o es sujeto de adopción.

El artículo 154 del Código Penal para el Estado de Michoacán describe como omisión de cuidado el abandono de un ser humano que no tiene la capacidad para valerse por sí mismo, respecto del cual tiene la obligación de cuidado o se encuentra legalmente a su cargo. Establece para la persona responsable una pena de tres a seis años de prisión.

Te puede interesar:

Según la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Michoacán, este sector de la población tiene “el derecho intrínseco a la vida, a la supervivencia y al desarrollo integral, de conformidad con la Constitución federal, Constitución estatal y los instrumentos internacionales en la materia de los que el Estado mexicano sea parte”.

También tienen derecho a la protección contra toda forma de maltrato o violencia, de venta, trata de personas, explotación, abandono o crueldad, abuso sexual, psicológico o físico, y, ejercen la patria potestad, tutela, guarda y custodia tienen la obligación de preservar y exigir el cumplimiento de éstos.

Por: Sayra Casillas/R