El aumento de la tarifa en energía eléctrica provoca una gran crisis para el sector hídrico de Michoacán (Foto Ilustrativa: https://www.sectei.cdmx.gob.mx/)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Michoacán tiene 93 plantas de tratamiento de agua residual pero sólo 42 operan, mientras que el resto no funciona por obra incompleta o falta de presupuesto municipal, aseguró el coordinador general de la Comisión Estatal de Agua y Gestión de Cuencas, Germán Tena Fernández.

Tras informar que la meta de la administración actual es poner en funcionamiento las 51 infraestructuras pendientes de operar, el funcionario afirmó que el incremento a la energía eléctrica y la falta de pago del servicio para saneamiento de agua por los consumidores tiene en números rojos a las localidades y sin tratamiento de sus aguas negras.

Explicó que este año aumentó entre 100 y 200 por ciento la tarifa de energía eléctrica para los organismos operadores de agua potable y “eso ha provocado una gran crisis para el sector hídrico de Michoacán” a lo que agregó que se revisa la manera de apoyar a los organismos operadores para evitar su quiebra.

Tena Fernández mencionó que una planta de tratamiento de aguas residuales paga por año alrededor de 17 millones de pesos en energía eléctrica y dos millones de pesos más, aproximadamente, para gastos de operación.

Agregó que en el caso de los municipios que no ponen en operación la infraestructura reciben una multa de 8 millones de pesos, de los cuales cuatro millones son regresados a través de un fondo y por ello, les resulta conveniente no tratar sus aguas residuales.

Política que consideró “no apropiada porque se induce a que los organismos no pongan a funcionar sus plantas de tratamiento y se trabaja con la Conagua y con la Comisión de Asuntos Hidráulicos del Congreso de la Unión para modificar las reglas de operación y se motive a los alcaldes”.

“La política federal en materia de energía eléctrica ha sido dañina para los organismos operadores de agua potable”.

El funcionario refirió que solo los municipios de Tzitzio y Buenavista no presentan complicaciones económicas porque el agua potable la obtienen de forma directa de los manantiales.

Aunado a lo anterior y según estudio de la CEAGC, sólo uno de cada dos michoacanos paga el servicio de saneamiento y en cinco municipios el agua es gratis para la población; Churumuco, Tuxantla y Tzitzio por tradición no cobran el suministro a los ciudadanos mientras que en Buenavista se pagan 20 pesos al mes por servicio en los hogares.

El funcionario adelantó que están por invertirse 100 millones de pesos para concluir la construcción de la planta de tratamiento de aguas residuales en Apatzingán, Ixtlán y Buenavista.

Numeralia:

  • 93 plantas tratadoras de agua residual en Michoacán
  • 42 están en operación
  • 51 sin funcionar

Por: Aned Ayala/E