Aseguró que ninguna autoridad del estado ha participado en la depuración de la nómina para no entorpecer el procedimiento que solicitó el presidente de México (Foto Facebook: Secretaría de Educación del Estado de Michoacán)

Por: Guadalupe Martínez/@Guadalupemtzo

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- El secretario de Educación en el Estado, Alberto Frutis Solís, confirmó que ya inició la primera etapa de planeación del censo al interior de la nómina magisterial para detectar maestros “aviadores”, pero adelantó que no serán los Servidores de la Nación sino trabajadores especializados del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Lo anterior, al ser cuestionado sobre el particular, luego de que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador en su visita a Michoacán a principios de abril se comprometió a realizar un diagnóstico en la nómina de los maestros michoacanos con el objetivo de detectar cualquier irregularidad o posibles desvíos de recursos.

En entrevista, Frutis Solís, adelantó que el gobierno del estado no intervendrá en este proceso que inició en el sector educativo del estado para no generar alguna sospecha o malinterpretación, ya que la intención es que el diagnóstico en la nómina de más de 70 mil maestros en la entidad, sea totalmente transparente.

Aseguró que ninguna autoridad del estado ha participado en la depuración de la nómina para no entorpecer el procedimiento que solicitó el presidente de México.

Aunque en un principio se anunció que serían los Servidores de la Nación, quienes se encargarían de la depuración para detectar los “aviadores”, el titular de la Secretaría de Educación, informó que finalmente se decidió que fuera el INEGI al ser un organismo público con autonomía técnica que goza de credibilidad, responsabilidad y experiencia.

Reunión gobernador con SEP

El servidor público, informó que este lunes, el mandatario estatal, Silvano Aureoles Conejo viajó a la Ciudad de México para reunirse con los funcionarios de la Secretaría de Educación Pública (SEP) para continuar con los trabajos de la federalización de la nómina tras la llegada de los tiempos fatales en junio de este año.

Insistió en que el gobierno federal no ha puesto ninguna “traba” para la federalización de la nómina educativa, sin embargo sí hay nerviosismo en los funcionarios de la Cuarta Transformación debido a que el costo total de los servicios educativos es de 30 mil millones de pesos.

“Esta cantidad pone nervioso a cualquiera, porque sí es mucho dinero, pero nosotros estamos en el esquema de la concurrencia con el gobierno, y todo dependerá el enfoque que se le quiera dar para ver una luz al final del túnel”, expresó Frutis Solís.

Consideró que no se ha podido tener una buena respuesta de la federación, porque es un proceso complejo, toda vez que se tienen que entregar inventarios de 11 mil escuelas de educación Básica, de los predios que tienen permisos para fungir como una institución educativa, así como los 80 mil expedientes de los trabajadores.

CA